Pandemia no amarga la preferencia por la #cerveza en México

219 0

En la más reciente investigación de la división Insights de Kantar México, se halló que en junio se dio el mayor desplazamiento de bebidas alcohólicas en el anaquel, tras iniciar la contingencia sanitaria.

A nivel trimestral, la división de Insights observó que las bebidas alcohólicas se desarrollaron en Q2 por una compra de más unidades, y por incremento en precio. Las marcas insertas en la categoría aún no recuperan los viajes de compra que tenían el año pasado, ni siquiera los que registraron en el primer trimestre de este año.

Con todo, es una categoría que no pasa desapercibida por los consumidores. La agencia de investigación de mercado observó que, en los últimos meses, los compradores han llevado más unidades por ocasión (+9%) y esto se refleja en un ticket mayor de compra (+27.5%, en comparación con el primer trimestre del año).

La cerveza es la bebida alcohólica que más está aportando a la categoría, aunque también se vio un incremento en diversas bebidas como el tequila, destilados y whisky.

Por otro lado, los canales de distribución donde destaca la compra de cerveza son los modernos y tradicionales, pero las tiendas de cercanía y conveniencia son las que más han contribuido en valor, durante la pandemia.

La compra en línea también ha salido a relucir. En las últimas cuatro semanas, los mexicanos han comprado cerveza de forma online, de acuerdo con la cuarta ola de investigación del Barómetro COVID-19, de Kantar. El 34% asegura haber incrementado sus compras de cerveza por este canal, mientras que un 50% indica continuar con su compra habitual de bebidas alcohólicas, vía e-commerce.

Un dato interesante es que entre más alto es el nivel socioeconómico o mayor es la edad de la ama de casa, mayor es la contribución en el gasto de estas bebidas. Además, el Occidente y Noreste son las regiones donde más crecieron las bebidas alcohólicas, en la pandemia versus la etapa antes del COVID-19.

Innovación, clave del éxito

La preocupación por tener una mejor calidad de vida ha impactado en el mundo cervecero. Por ello es que cada vez se suman más marcas a este mercado. Es sabido que el mercado de las cervezas está reinado por dos grandes competidores: Grupo Modelo de ABInBev y Heineken Cuauhtémoc Moctezuma. En un afán por satisfacer las nuevas necesidades del consumidor mexicano, ambas empresas se han dado a la tarea de innovar portafolios.

Corona tiene la historia a su favor. Por sexto año consecutivo se ha posicionado como la marca mexicana más valiosa en el ranking BrandZ, realizado por la división Insights de Kantar.

En el top 30 del 2020, que se desprende de este mismo conteo, Corona registró un valor de marca de 7,529 millones de dólares. Y pese a la situación actual y los estragos del coronavirus, continúa a la cabeza en el ranking mundial y de América Latina, no sólo de su categoría sino de las marcas mexicanas.

Pero ABInveb tiene más marcas de su portafolio dentro del BrandZ Top 30 de México: Corona (1), Modelo (4), Victoria (22), León (25), Pacífico (26) y Montejo (30), lo que equivale al 25% del top, con un valor en total de 12,460 millones de dólares.

Por el lado de la compañía neerlandesa, Tecate y Sol son consideradas las marcas más valiosas a nivel Latinoamérica. La primera con 1,787 millones de dólares, y la segunda con 1,020 millones de dólares.

La estrategia de este grupo cervecero también ha estado orientada a satisfacer las nuevas necesidades del mercado: un consumidor más informado, que hace compras más inteligentes, que valora su balance, cuida su salud y su peso, e intenta llevar una vida en equilibrio.

Tal parece que el mercado cervecero también está cambiando. Las marcas de cerveza no pueden ni deben quedarse atrás. Es un atino que estén pendientes de los nuevos hábitos de consumo; sólo así podrán entender qué es lo que quiere el consumidor.

Hoy día, cualquier marca y de cualquier categoría no debe dejar de lado la innovación. No es casualidad que las dos grandes cerveceras destaquen en un ranking como el BrandZ, y que, en momentos de crisis, se mantengan entre las favoritas de los mexicanos.

Invertir en las marcas impulsa el crecimiento del negocio tanto en entornos económicamente complicados como en aquellos de bonanza. El caso de las cerveceras es un claro ejemplo de lo que una marca puede lograr si aprovecha las oportunidades que incluso un mercado contraído ofrece.

Related Post