Para elaborar un #presupuesto personal para 2021 es suficiente un excel o papel y lápiz, ¡empieza ya!

123 0

Prestadero, la primera comunidad de préstamos entre personas en Internet en México, explica de manera sencilla cómo elaborar un presupuesto personal para 2021 en un excel o hasta en papel y lápiz, todo para que controles tu dinero y puedas tomar decisiones inteligentes que mejoren tu situación financiera.

Tener un presupuesto personal este año es importante para manejar correctamente nuestras finanzas, y la clave para saber que algo está fallando es si no sabes en qué se te va el dinero y crees que es imposible saberlo.

Gerardo Obregón, Fundador y Director General de Prestadero.com, comenta: “Si este año no te fue bien es momento de realizar acciones que te permitan alcanzar tus metas financieras, es buen momento para que tomes el control de tus finanzas y empieza a hacerlo hoy mismo, no es complicado.” Descarga la plantilla de excel para elaborar tu presupuesto de este link.

“El presupuesto –explica Obregón– varía de acuerdo con cada persona, si es soltera o casada, si tiene hijos, o algunos dependientes, el formato tiene diferentes conceptos como números. Esta herramienta te permitirá conocer y definir lo que ingresas con lo que gastas para que no se convierta en una bola de nieve que te cause problemas terribles, que ni te dejen dormir.”

Si controlas tu dinero podrás salir adelante ante imprevistos, como el caso de la pandemia por Covid-19, que quienes tuvieron su ahorro lograron sobrevivir sin angustia. Sin embargo, esta situación de salud mundial sigue y debemos ser previsores, enfatiza Obregón. “Si al llenar el formato tienes un resultado negativo (rojo) entonces debes hacer dos acciones: aumentar tu ingreso o disminuir tus gastos, si se puede, empieza ya ¡y ten un 2021 más tranquilo!”, anotó Obregón.

Es momento de dar el siguiente paso para lograr cumplir tus objetivos y eso, consta principalmente de organizar tus ingresos y egresos para que así, puedas dividir el porcentaje correspondiente a tu ahorro o inversión, ya sea a corto, mediano o largo plazo. El punto básico es saber en qué te vas a gastar el dinero, antes de tenerlo. Es decir, tener muy presente y claro cuáles son tus gastos fijos que debes cubrir semanal, mensual o hasta anualmente y que si, sí o sí, debes cumplir con ellos y no puedes dejar de pagarlos.

A veces creemos que es imposible, sin embargo, puede influenciar que trates de llevar los gastos en la cabeza y dejas los cálculos en el aire, esto la mayoría de las veces no funciona, y es probable que ya te hayas dado cuenta, expresa el directivo.

Por eso te invitamos a crear un plan adecuado a ti, algo que te diga el camino correcto a seguir, y que te explique cómo repartir inteligentemente tu dinero para no tronarte los dedos a final de quincena o de mes o incluso, que en caso de una emergencia no tengas un guardadito que te pueda servir de ayuda. Obregón invita: Comencemos por dividir tu presupuesto en:

Fuentes de ingreso
Es decir, tu salario y algún otro ingreso que percibas adicional a tu nómina.

Gastos esenciales
Esos gastos que como su nombre lo dice, mes con mes te ves obligado a cumplir con ellos, aunque eso no significa que sean inamovibles.
Gastos para cumplir objetivo
Estos gastos son aquellos que los destinas para una meta u objetivo en específico como puede ser un fondo de emergencia, un viaje, liquidar alguna deuda, etc.
Gastos que quiero realizar
Este tipo de gastos son los que se refieren más a nuestros gustos personales como salidas al cine, a cenar con los amigos, nuestro café favorito de cada mañana, servicios de streaming, etc. Estos gastos que son más bien gustos, debes tenerlos en mente en caso de que tengas o quieras recortar gastos, pues la recomendación es comenzar por estos.

Obregón recomienda: También te puede servir antes de comenzar a elaborar tu presupuesto, pensar en cómo estás gastando tu dinero actualmente de forma semanal, mensual o incluso anual, para poder distribuir correctamente tu ingreso y no tener problemas a mediano y largo plazo, pues tendrás que redistribuir correctamente tu dinero.

1. Gastos fijos semanales
Trata de que no sean gastos hormiga, sino que sean parte de tu rutina diaria y que sea más ligero y cómodo pagarlos de esta manera, ya que en este gasto se podrían confundir las fugas de dinero con necesarios. Priorizar e identificar es la clave. Entre estos gastos están los de transporte y alimentos, los cuáles puedes optimizar para que se reduzcan de ser posible.

2. Gastos fijos mensuales
En este punto podríamos dividirlo por parejas, o sea a la quincena. Ya que se te hará menos pesado el pago de ellas y podrás dividirlas en dos partes para liberar y segmentar el dinero. El punto de esto es que no pagues todo al mismo tiempo y no te quedes sin dinero, más bien que el porcentaje correspondiente se dirija adecuadamente.

En estos gastos puedes incluir los pagos a tus tarjetas de crédito, pago de servicios, plan telefónico, despensa, renta (en caso de que no tengas casa propia), o el pago por la adquisición de un bien inmueble.

3. Gastos fijos anuales
Estos son un poco más inamovibles y son normalmente de gobierno o bien regidos por una institución, hablamos del: predial, la tenencia, el seguro de gastos médicos mayores, seguro de auto, entre otros. Y ellos puede ser que te convenga cubrirlos de esta manera para tener el gasto una vez al año.

Toma nota, esto significa que durante el año deberás apartar el dinero para cubrir estos gastos de forma anual, y así, evitar que cuando llegue la fecha de pago, te encuentres en una encrucijada de no saber cómo pagarlos.

Related Post