PayPal obtiene la puntuación más alta como empresa confiable, revela importante estudio de industria, para México y Latinoamérica #Negocios

169 0

La inclusión financiera es un paso que todo mercado emergente debe dar, no sólo hablamos de más personas usando tecnología y banca electrónica, sino el poder brindar oportunidades a sectores de la población que han vivido al margen de todo tipo de bancarización. La democratización financiera es uno de los grandes objetivos de PayPal, a partir de esto, comisionó a IDC el estudio “Cómo las Fintech y los bancos pueden democratizar los servicios financieros en América Latina”.

En este estudio se muestra la manera en que los consumidores en Brasil, Colombia y México se relacionan con las instituciones bancarias y las FinTech, así como la manera en que consumen sus productos.

Los esfuerzos conjuntos entre las instituciones bancarias / financieras tradicionales y la nueva generación de FinTech servirán como un poder transformador hacia la democratización de los servicios financieros en América Latina. De acuerdo con un estudio realizado por IDC, más de 250 millones de personas en todo el mundo ingresarán a los mercados financieros formales a través de servicios financieros básicos en los próximos tres años.

Para entender mejor al consumidor latinoamericano, el estudio sobre las Fintech y los bancos, de IDC reveló, entre otros sorprendentes hallazgos, que dos tercios de las personas no bancarizadas usan un teléfono móvil.2 Esto es notable porque muestra que, aunque muchos clientes potenciales podrían no tener bancos, tendrán la capacidad de acceder a posibles transacciones bancarias a través de formas nuevas y emergentes de hacer negocios a través de teléfonos móviles.

Dentro de estos mismos resultados, PayPal fue la única empresa que obtuvo una puntuación más alta que la categoría general de banca nacional, recibiendo altas calificaciones en protección de datos financieros, servicio al cliente, facilidad para interactuar con usuarios, velocidad para resolver problemas, y ser una empresa confiable.

El estudio también revela que los bancos nacionales en América Latina son bien percibidos por los consumidores, siendo bien calificados en temas como la protección de datos personales y ser una empresa en la que confían.

Compartimos un resumen de los puntos más relevantes del estudio sobre resultados específicos de México (referencia):

  • El estudio de IDC muestra que, más del 30% de los mexicanos encuestados utilizan servicios financieros o bancarios sin sucursales físicas.
  • Del resto de los encuestados que no utilizan servicios financieros o bancarios sin sucursales físicas, el 63% menciona que esto se debe a la falta de familiarización de este tipo servicios financieros o bancarios.
  • El uso de smartphones en México es cada vez más cotidiano para realizar acciones del día a día, el 13.8% de las personas encuestadas interactúa con empresas de servicios financieros a través del móvil en nuestro país. El estudio también revela que el 52% de las personas encuestadas usan su móvil a través de una aplicación para abrir una cuenta bancaria o adquirir un nuevo servicio o producto; mientras que el 42% realiza estas mismas acciones en línea a través de una computadora personal.
  • En México, 57.7% de las personas utilizan tanto tarjetas de crédito como de débito (por separado) indistintamente. Para una mejor perspectiva, el estudio revela los porcentajes de uso por separado de tarjetas de débito (62%) y tarjetas de crédito (38%).  Los motivos para su uso incluyen, en el caso de las tarjetas de débito: control de las finanzas (79%) y recibir salarios (64%). En el caso de las tarjetas de crédito: para adquirir puntos y recompensas (71%), aprovechar términos y plazos de pago (63%) y controlar sus finanzas (47%).
  • Otro resultado significativo dentro del estudio advierte que el 62% de los mexicanos encuestados utiliza tarjetas de crédito para compras mayores al equivalente a $50 dólares, pero si se trata de compras menores al equivalente a $50 dólares, el 54% prefiere utilizar tarjeta de débito.
  • Las personas están adoptando el uso de carteras digitales, tan solo en México, 62% de los mexicanos mencionan que las utilizan.

Además de estos puntos, otros tres elementos merecen especial atención:

Banca minorista. Las aplicaciones móviles bien diseñadas han revolucionado la forma en que los consumidores usan cuentas vinculadas con acceso a teléfonos inteligentes. Esto se ha vuelto más atractivo para los usuarios más jóvenes que también buscan sofisticación y tienen menos afinidad con la banca tradicional.

Más de la mitad de la muestra encuestada usó un teléfono móvil para abrir una nueva cuenta bancaria u obtener un nuevo producto o servicio financiero.

Pagos minoristas. Los usuarios aprecian la variedad de opciones de pago (fuera de línea, en línea, móvil), pero su mejor experiencia es cuando pueden reemplazar la entrada de datos para pagos, facturación y envío con un solo toque en la pantalla. El pago móvil en el punto de venta está ganando aceptación.

Más de un tercio de los encuestados prefieren usar su teléfono para pagar facturas o transferir dinero y sus expectativas aumentan en el futuro.

La penetración de la banca entre los grupos A, B y C es alta. Más del 45% de la muestra usa tarjetas de crédito y débito. Los programas de fidelización y recompensas ayudan en su experiencia de compra.

Pagos comerciales. Son atractivos para los comerciantes sin la necesidad de equipos especializados en puntos de venta, tarifas estandarizadas y procesos simples para aceptar tarjetas de débito / crédito y pagos electrónicos. Las empresas pueden ofrecer experiencias móviles con las que los consumidores ya están familiarizados. La movilidad también está ayudando con la inclusión bancaria a través del uso de carteras digitales. Su uso y aceptación están estrechamente vinculados a la edad.

Dentro del mismo estudio, IDC recomienda a todas aquellas instituciones con planes de integrar una FinTech en su ecosistema, enfocarse en la experiencia del usuario, quien valora el menor esfuerzo necesario para participar en los servicios financieros. Utilizar la tecnología para hacer de la banca, seguros, pagos o cualquier transacción, la más conveniente y sin complicaciones para los usuarios, ya que la simplicidad es parte de la propuesta de valor.

México continúa como un país emergente en el uso de tecnologías en productos y servicios financieros. Sin embargo, los resultados señalados en el estudio demuestran que, el ritmo de cambio en el sector de banca de consumo y pagos financieros de América Latina seguirá acelerándose, impulsado por la confluencia de movilidad, urbanización, crecimiento en los ingresos y la próxima generación de consumidores que nunca ha experimentado la vida sin estar siempre conectado. Esas instituciones financieras, que pueden ayudar a difuminar las líneas entre el “banco” físico y virtual, probablemente serán las que finalmente tendrán éxito durante las próximas décadas.

Related Post