Pendientes y potenciales para reforzar la relación de la Unión Europea con el Bajío

133 0

En el marco de El Foro de Alto Nivel: Europa – México, organizado por el gobierno de Guanajuato y la Fundación Friedrich Naumann para la Libertad, se dieron a conocer los resultados del informe “Europa y el Bajío mexicano: una relación con potencial” creado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), con el apoyo de la Fundación Naumann, para enfatizar la importancia que tiene la relación de México con la Unión Europea en el Bajío, y dar a conocer las grandes oportunidades que existen para fortalecerla. Además, de subrayar la relevancia de continuar con la firma de un Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México (TLCUEM), modernizado.

Y es que, gracias a este TLCUEM, el monto total de los flujos comerciales intercambiados representa 7% del comercio total del país. La Unión Europea ha aportado el 30% de la Inversión Extranjera Directa (IED) que México ha recibido a lo largo de la última década. En esta ecuación, los estados de el Bajío se vuelven fundamentales al aportar alrededor de un 1/5 de la economía mexicana, y donde el peso del total de la IED recibida en algunos estados, alcanza hasta 44%.

Un gran pendiente para reforzar las oportunidades: firma del acuerdo modernizado

Las negociaciones para la modernización del TLCUEM fueron concluidas el 28 de abril de 2020, e incluyeron nuevas disciplinas como energía, materias primas, buenas prácticas regulatorias y anticorrupción, entre otros. Sin embargo, dos años después el acuerdo modernizado no ha sido firmado ni ha entrado en vigor por haber procedimientos necesarios inconclusos, como la revisión legal del acuerdo por ambas partes, así como su traducción a todos los idiomas de la UE y la propuesta de la Comisión Europea al Consejo y al Parlamento Europeo para su firma y ratificación.

La importancia de la Inversión Extranjera Directa de la Unión Europea en México

La Unión Europea es el segundo mayor inversionista en México después de Estados Unidos y su IED en el país entre los años 2000 y 2021, ha reflejado un gran dinamismo al crecer a una tasa promedio anual de 33.3%, mientras que la IED a nivel nacional tuvo un incremento promedio de 8.3%. Entre 2012 y 2021, casi 75% de la IED acumulada se dirigió a diez sectores económicos, y más de la mitad se concentraron en cuatro: la fabricación de equipo de transporte, la industria de las bebidas y del tabaco, las instituciones crediticias y financieras, y la generación y distribución de energía eléctrica. Los demás son las telecomunicaciones, la industria del plástico y del hule, la química y los servicios de alojamiento temporal.

Los cinco países con mayor relevancia en las inversiones de la UE en el país, y su IED en el Bajío son: España (7.3%), Alemania (9%), Italia (2.4%), Francia (2.8%) y los Países Bajos (0.5%), los cuales muestran diferentes grados de concentración en los sectores económicos del país, así como en los estados a los que dirigen sus recursos.

La Inversión Extranjera Directa europea en el Bajío

Entre 2012 y 2021, 26% de la IED europea se dirigió a la región de el Bajío con tres principales destinos Jalisco (6%), San Luis Potosí (5.9%) y Guanajuato (5.8%); siguiéndoles: Querétaro (3%), Michoacán (2.6%), Zacatecas (1.9%) y Aguascalientes (0.9%). El total de la IED tiene composiciones variadas y aunque los sectores relacionados con la industria automotriz han sido destinos importantes en San Luis Potosí, Querétaro, Guanajuato y Aguascalientes durante la última década, la industria de las bebidas y la banca múltiple cobran mayor relevancia en Michoacán, Jalisco y Zacatecas. Además, el peso de la Unión Europea como inversionista también varía; en San Luis Potosí 44% de la IED proviene de la UE, en Aguascalientes esa proporción es de tan solo 12%.

El desempeño económico de los sectores estratégicos para la Unión Europea

Los estados a los que la UE ha destinado una mayor proporción de inversión (incluyendo a la CDMX, Puebla y Nuevo León, así como San Luis Potosí, Guanajuato y Jalisco), así como siete de los diez sectores que han recibido una mayor proporción de la inversión proveniente de la UE han crecido a un ritmo más alto que el observado a nivel nacional. En particular, las instituciones crediticias y financieras, las telecomunicaciones y la fabricación de equipo de transporte, así como la generación de energía eléctrica.

Potencial y pendientes para la inversión europea en el Bajío

Si se considera la información sobre los sectores dinámicos que ayuden a identificar las inversiones futuras en el país, así como la educación a la que los jóvenes con estudios superiores accede en cada estado, y la competitividad de cada estado según el Índice de Competitividad Estatal de IMCO, se puede trazar una posible ruta para una mayor integración entre las economías de Europa y de el Bajío; impulsada no sólo por un mayor nivel de inversión, sino por un esfuerzo en conjunto para crear una región más competitiva. Se vuele importante contemplar los siguientes aspectos:

• La vocación de los trabajadores del futuro, según las carreras más frecuentes en estados de el Bajío son: la ingeniería industrial, la ingeniería electrónica y la ingeniería mecánica, así como la química.
• La información en medios masivos y los servicios financieros han mostrado altas tasas de crecimiento en casi todos los estados, pero también ha habido tasas elevadas en sectores como la industria química, la industria de las bebidas o el comercio al por mayor.
• Aunque Querétaro y Jalisco mostraron un nivel alto de competitividad en la edición 2022 del Índice de IMCO, Aguascalientes y San Luis Potosí tuvieron un nivel medio alto, Guanajuato mostró competitividad media baja, y Zacatecas y Michoacán un nivel bajo.
• Existen oportunidades de una mayor diversificación, al haber países con baja participación en la IED de cada uno de los estados. Italia, por ejemplo, tiene baja presencia en Aguascalientes y Michoacán, a pesar de ser uno de los principales inversionistas de Zacatecas. Francia, por su parte, invierte poco en Michoacán, aunque es el cuarto mayor inversionista en San Luis Potosí.

Si queremos incrementar la competitividad de cada uno de los estados de el Bajío y asegurar el éxito de futuros proyectos en la región, debemos encaminar esfuerzos conjuntos entre el sector público y privado, para tener entonces una economía más estable en Aguascalientes y Zacatecas, una sociedad más incluyente en Michoacán o un mercado de factores aún más eficiente en Guanajuato. Conoce todo el informe, ingresa a https://www.reshapeeurope.com/informe-europa-y-el-bajio-mexicano.

Related Post