Por Justin Fier, director de Analítica e Inteligencia contra ataques cibernéticos de Darktrace #Tecnología

196 0

En este caso, estamos viendo las vulnerabilidades de la nube converger ante los riesgos constantes que presentan las amenazas internas, solo que en esta ocasión se trató de una amenaza secundaria ya que fue instigada por un proveedor. ¿Qué provocará esto en el mercado B2B si no podemos confiar en los empleados y los procedimientos realizados por nuestros aliados?

Cuando confías en que tus datos estén en el servidor de alguien más, de manera inherente estás confiando en las personas que la compañía ha contratado, como si tú mismo lo hubieras hecho. Solemos firmar contratos para la nube y SaaS sin dudarlo por el dinero que nos ahorrará. Pero, ¿alguna vez indagamos acerca de los administradores de datos detrás de las computadoras que gestionan nuestros datos? ¿Confiamos en ellos automáticamente? ¿Por qué?

La nube no se irá a ningún lado, y este evento en particular no hará que desempolvemos nuestras cajas de NAS y regresemos a usar software on-prem, pero sí hará que las compañías evalúen los riesgos asociados con la nube.

A pesar que el autor ya ha sido identificado, eso no significa que el impacto de esta violación de datos haya sido prevenido. Revisando la línea de tiempo de cuando la atacante tuvo acceso, esta información probablemente ya se encuentra en la Dark Web. En la nueva era digital, los datos son dinero, y cuando caen en las manos incorrectas, se pueden esparcir como fuego entre la comunidad criminal.

Related Post