Por qué las compañías deben ser más humanas para impulsar mejores espacios laborales #Negocios

103 0

Hacer que las empresas se sientan más humanas y fomentar una cultura inclusiva en los espacios de trabajo, son dos de los mayores desafíos en la era digital. El estudio “What Workers Want 2019” revela que uno de los aspectos más importantes que los trabajadores toman en cuenta al considerar a un posible empleador −además del salario, desarrollo y beneficios− es la cultura organizacional.

“Hoy en día, las compañías son evaluadas por su talento humano y no sólo en función de métricas tradicionales como el rendimiento financiero o la calidad de los productos y/o servicios, sino con base en factores, como la forma en que se preocupan por el bienestar de sus trabajadores”, asegura Javier Mata, cofundador y CEO de Yalo, compañía global CRM que ayuda a las empresas a construir relaciones sólidas con sus clientes a través de mensajería instantánea basada en IA.

Valores como la inclusión, el crecimiento personal, la flexibilidad, la creatividad y el pensamiento “fuera de la caja”, son sólo algunas de las características que las personas desean encontrar en las compañías.

De acuerdo con el CEO de Yalo, las organizaciones modernas deben buscar colaboradores motivados que quieran crear, crecer y tener un impacto social. Por esta razón, Yalo se ha basado en una visión: convertirse en la firma tecnológica más humana, priorizando el desarrollo personal y profesional de su fuerza de trabajo, otorgándole las herramientas que necesita para alcanzar el éxito.

“Nuestro equipo de Recursos Humanos se llama People Success porque realmente queremos que nuestra gente prospere. Fomentamos un espacio de trabajo diverso, con talento de diferentes geografías y nacionalidades. Nuestro objetivo es ser auténticos, dar a las personas la oportunidad de cometer errores y comprender que el desacuerdo puede enfocarse de manera positiva”, explica Mata.

Otro factor importante en la promoción de una cultura organizacional moderna es la inclusión. Esto es particularmente importante en México, donde los datos indican que la participación de la mujer en el sector laboral alcanza ya el 58.5%. Sin embargo, el país aún está por debajo del promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que es de 67%. En particular, en el sector tecnológico sólo el 17.1% de las posiciones son ocupadas por mujeres, revela la información oficial.

De ahí que las empresas deben considerar abrir más oportunidades para las mujeres, especialmente para las madres solteras y mujeres casadas.

“Al respecto, nos hemos planteado la meta de alcanzar el 40% de participación laboral femenina en un plazo inmediato. Actualmente, el 28% de nuestros empleados son mujeres, quienes se desarrollan en áreas como ingeniería, programación, ventas, finanzas y talento humano. Además, mantenemos una política abierta de maternidad, con un espíritu de respeto mutuo entre todos. De esta manera promovemos una nueva cultura organizacional, empoderando a nuestros colaboradores”, concluye Mata.

Related Post