¿Por qué las empresas deben ser prudentes con el bienestar de los empleados cuando viajan por trabajo?

131 0

Arlene Coyle, Senior Vice President Commercial for Corporations, Travel Channels, Amadeus

Desde afuera, viajar por trabajo puede parecer una oferta glamurosa. ¿A quién no le gusta explorar nuevos lugares, conocer gente nueva y experimentar nuevas culturas? En una encuesta realizada por Amadeus a gestores de viajes de medianas y grandes empresas de todo el mundo y a 900 viajeros corporativos, encontramos que el 75% de los encuestados disfrutan viajando por negocios la mayor parte del tiempo, si no todo el tiempo. Este puede parecer un número alto, pero los viajeros frecuentes saben muy bien que los viajes de negocios a menudo pueden convertirse en una tarea ardua; al ver esa estadística desde su extremo inferior, se puede concluir que uno de cada cuatro de los encuestados no está disfrutando de la experiencia. La novedad y los beneficios de ir al extranjero por trabajo pueden desvanecerse rápidamente frente a las largas escalas, el jet lag, el tiempo lejos de su rutina normal y su familia, y montones de recibos de gastos para procesar cuando llegue a casa.    

Con tales presiones, no es de extrañar que exista un fuerte vínculo entre la frecuencia de los viajes de negocios y una amplia gama de riesgos de salud físicos y conductuales. La encuesta también encontró que los empleados que pasan 14 noches o más por mes fuera de casa pueden tener puntajes de índice de masa corporal significativamente más altos y son más propensos a reportar mala salud autoevaluada, síntomas de ansiedad, depresión, tabaquismo o ausencia de actividad física. Con el aumento creciente de la popularidad y la expectativa de viajar por trabajo, las compañías serían prudentes cuidando del bienestar de sus empleados en sus viajes corporativos.

Eso no quiere decir que las empresas no estén priorizando ya la salud de sus empleados. El estudio también encontró que el 75% de los gestores de viajes dijeron que sus empresas prestan cierta o significativa atención al bienestar de los viajeros. A pesar de esas buenas intenciones, ¿se están traduciendo en una acción efectiva? No siempre, según nuestra investigación, que encontró que el 39% de las organizaciones no están tomando ninguna medida para mejorar el bienestar de los viajeros y que casi la mitad de las encuestadas (44%) no tienen ninguna responsabilidad con el deber de cuidado en absoluto.

¿Por qué no hay más compañías tomando medidas para mejorar el bienestar?

Una posible sugerencia es una posible desconexión interna dentro de la empresa debido a que no hay coordinación interna. El bienestar de los viajeros es una responsabilidad compartida, gestionada por el personal de RR. HH. y Gestión de Riesgos, junto con los gestores de viajes. En las empresas más grandes, sin que nadie se encargue de esta área y con muchas capas de aprobación, sigue siendo difícil para los gestores de viajes individuales tomar la iniciativa, lo que significa que, a menudo, las cosas pueden caer en saco roto, sin que nadie las asuma.

También, puede darse el caso de que simplemente haya una falta de consciencia o comprensión de la alta dirección con respecto a los riesgos de los viajes corporativos frecuentes y su eventual impacto en la productividad y la felicidad general. Con tantos plazos, reuniones y prioridades, es comprensible por qué no está en el primer renglón de las listas de todos, sin embargo, el bienestar de los empleados siempre debe ir en primer lugar en las mentes de las organizaciones, ya sea que el empleado viaje por trabajo o no.

Incluso, cuando hay consciencia de los beneficios que traen unas mejores políticas de viaje, algunas empresas pueden preocuparse de que mejorar el bienestar de los viajeros pueda tener un costo intensivo. Para superar esta preocupación, los gestores de viajes deben considerar los costos ocultos en términos de reducción de la productividad, reclutamiento y problemas por enfermedad. Cuando se mide de esta manera, se ve claro que el costo de la implementación es mucho menor que un costo en trabajadores infelices y estresados. 

El momento de la acción

Con el gasto en viajes de negocios en aumento, y sin señales de desaceleración, ahora más que nunca tenemos que prestar atención a este tema. Con 91% de los gestores de viajes que reconocen los altos niveles de estrés cuando los empleados viajan por trabajo, más de la mitad (57%) afirmaron que defienden los cambios en el bienestar de los viajeros, y cuando lo hacen, las compañías valoran e implementan sus sugerencias. Esta información muestra que las empresas priorizan y reconocen con razón la necesidad de políticas sólidas, y estos esfuerzos necesitan ser impulsados de manera más proactiva y eficiente por la alta dirección para conducir a un cambio real.

La salud y el bienestar son cada vez más un tema candente. En un mercado cada vez más competitivo, una estrategia de bienestar de viajes reflexiva podría ayudar a las corporaciones a retener el talento. Esto es particularmente cierto para los millennials, que priorizan la salud y el bienestar más que sus homólogos mayores. Según la Asociación de Ejecutivos de Viajes Corporativos, la satisfacción con la política de viajes está desempeñando, cada vez más, un papel en las agendas de adquisición y retención de talento de las empresas.

Entonces, ¿qué puede hacer usted?

La buena noticia es que hay una serie de oportunidades para que las compañías impacten positivamente el bienestar, para aumentar la productividad, reducir el estrés y mantener el mejor y más brillante talento. Al ampliar la responsabilidad de su organización, implementando políticas que tengan en cuenta aspectos como los tiempos de vuelo, las horas de trabajo prolongadas y unos objetivos claros de viaje, los gestores de viajes pueden dar pasos positivos hacia la creación de un entorno más alentador cuando se trata de viajar por trabajo.

También es importante recordar que los empleados también tienen voz. Nadie sabe viajar mejor que sus viajeros más frecuentes, así que, cuando se habla de bienestar del viajero, ¿quién mejor para contarnos? Al hablar con sus empleados y preguntarles qué contribución a su bienestar agradecerían más, es más probable que su política satisfaga sus necesidades, mejorando su salud y felicidad.

Está claro que viajar por negocios es inherentemente bueno para una empresa y sus empleados, algunas de las mejores relaciones y negocios se forjan de esta manera. De hecho, los viajes de negocios permiten que las empresas crezcan y que el mundo se convierta en una red aún más conectada. En última instancia, hay enormes oportunidades para que las empresas mejoren sus estrategias de bienestar, lo que conducirá no solo a empleados más felices, sino a un mayor rendimiento en todas las empresas. Entonces, ¿qué estamos esperando?

Related Post