Presupuestos económicos de ciberseguridad de las empresas en alerta por efectos en la era postCovid-19 #Tecnología

122 0

Por: Ricardo Villadiego, fundador y CEO de Lumu Technologies.

Con la actual coyuntura que estamos viviendo producto de las medidas de aislamiento preventivo, los equipos de ciberseguridad de las empresas reciben más 3.000 notificaciones de alertas diarias y esto los lleva a usar un 15% de su tiempo disponible en determinar cuáles requieren ser atendidas de manera urgente.    

La pregunta que se deben estar haciendo las organizaciones con respecto a la seguridad tecnológica en sus empresas teniendo en cuenta este incremento en el nivel de ataques y alertas es: ¿cómo se habrán incrementado los riesgos en las redes y los sistemas con este escenario? 

La forma como tradicionalmente trabajan las empresas es que suponen que, al aumentar los gastos en ciberseguridad, crece de igual forma su protección. La realidad esto no es realmente cierto y más ahora con las consecuencias económicos que ha traído el coronavirus, que además deberían incentivar a los Chief Security Officer (CISOs) para ajustar su presupuesto de forma más efectiva, enfocándose en soluciones que les brinden resultados tangibles.

Durante el post Covid-19, debemos aceptar lo que algunos expertos de la industria afirman sobre la ciberseguridad empresarial y es que definitivamente no volverá a ser la misma después del coronavirus. Los CISOs tendrán que ser extremadamente hábiles en sus decisiones y enfocarse en hacer más eficiente la implementación de cada recurso.     

Lo que las organizaciones necesitan saber hoy más que nunca, es dónde deben priorizar sus inversiones en seguridad tecnológica, dónde tienen el rendimiento más bajo de las tecnologías y en dónde se encuentran las oportunidades para ser más eficientes. El modelo Continuous Compromise Assessment™ (Evaluación Continua de Compromiso) de Lumu Technologies, recolecta y analiza metadatos de la red de una organización. Con esta información se interpretan y se miden los niveles de compromiso durante todo el ciclo de retroalimentación y optimizando la operación al establecer un punto de partida para la efectividad de los sistemas de seguridad y emplear así, el mejor presupuesto hacia una simplificación de la estructura. 

Related Post