Psicología Positiva para la medición de la #integridad

136 0
Desde hace algunos años evaluar la integridad de los candidatos como primer filtro en el proceso de reclutamiento y selección es una práctica muy común. 
Si nos paramos un poco a reflexionar y cuestionarnos… ¿Qué es la integridad?, nos podemos sorprender, pues la definición nos da poca información:  la integridad es el acto de ser íntegro y, al ahondar un poco más, vemos que íntegro es aquello que es recto y que tiene todas sus partes. 
¿Qué exactamente se espera obtener cuando evaluamos la integridad de las personas? 
Andrea Vargas, directora de Potentor, empresa especializada en RH, comenta que “existe confusión sobre lo que se busca al respecto, pues hay muchas compañías que lo que desean es identificar las tendencias de comportamiento negativas que puede traer consigo un prospecto, como la tendencia a robar, cometer fraudes, ser negligente o difamar”. 
Es entendible que las empresas deseen identificar estos factores, pero, según Andrea Vargas, es difícil, pero no imposible, detectar con una evaluación las tendencias negativas, por lo cual, las nuevas pruebas de medición de la integridad basan sus propuestas en la psicología positiva y en identificar aquellos factores positivos que la persona ya tiene instalados y, por consecuencia, en las tendencias positivas de comportamiento.  
la integridad, que es el acto de ser íntegro es difícil medirla, por eso una excelente alternativa es evaluar aquellos valores relacionados a este concepto como lo son: la rectitud, la justicia, la honradez y la veracidad.  
Saber el grado de rectitud que presenta una persona, el manejo del valor de la justicia, la veracidad con la que maneja la información y obtener un puntaje en su nivel de honradez, comparado contra personas adultas, definitivamente puede darnos mucho más información veraz y oportuna  para la toma de decisiones – comenta Vargas – que enfocar nuestros recursos en intentar identificar tendencias  negativas que, en muchos casos desembocan en negar  oportunidades de empleo y desarrollo a personas valiosas, o, por el contrario, en ingresar en nuestras compañías personas no tan deseables. 
La psicología positiva es una excelente aportación al nuevo mundo de la psicometría pues, en vez de identificar lo malo, se centra en identificar aquellos valores, habilidades y actitudes que la persona ya tiene instaladas y que pueden ser un tesoro para la organización.

Related Post