PSYMA Y NETQUEST PRESENTAN LA PERCEPCIÓN DEL CONSUMIDOR MEXICANO A UN AÑO DEL INICIO DE LA PANDEMIA POR #COVID-19

180 0

Con el objetivo de conocer el sentir de los consumidores mexicanos a un año del inicio de la contingencia sanitaria por COVID-19 en México; la consultora de investigación de mercados Psyma Latina y la empresa de soluciones de investigación online Netquest realizaron la 2° Ola del Estudio “Actitudes de las y los mexicanos ante el COVID-19: cambios, sentimientos, percepciones y comportamientos de compra”.

Alejandra Medina, Research Director de Psyma menciona que: “A un año de iniciar la pandemia, se hace tangible como el COVID-19 modificó durante 2020 la vida de la población con cambios que considera serán permanentes en su vida en materia económica, consumo, salud, y convivencia, entre otros. La percepción hacia el futuro no deja de ser de preocupación entre los consumidores, sin embargo, va creciendo el ánimo de una recuperación gradual y posiciona al 2021 como el año de la búsqueda de estabilidad”.

Dentro de la metodología del estudio, se realizaron encuestas online a 414 panelistas Netquest en México (49% hombres y 51% mujeres) entre 18 y 65 años, los cuales representan a las zonas Norte (18%), Centro (27%), CDMX (8%), Pacífico (11%), Bajío (17%) y Sureste (19%) del país.

Por otra parte, el estudio se divide en las siguientes secciones: Percepción Económica antes y después del COVID-19, La Economía Familiar y las Marcas, Cambio de Hábitos, Nuevo Enfoque de Salud, Cambios en el Hábito de Uso de Internet, El Impacto del COVID-19 a Nivel Emocional, La Pandemia se vive de maneras distintas -región, edad, género, NSE y percepción económica- y Proyección hacia el futuro. 

“La crisis sanitaria por COVID-19 reconfirmó la necesidad que tienen las empresas de no tomar decisiones basadas en rumores, temores o corazonadas, sino en información confiable que de certeza a su operación a lo largo del tiempo. En este contexto, la transformación digital reconfiguró la investigación de mercados al permitir a través de herramientas digitales obtener insights de los consumidores de manera casi inmediata, así como monitorear sus hábitos de consumo y estilo de vida en tiempo real”, destaca Gerardo González, Client Service Director en Netquest México.

Para descargar el estudio completo y conocer otros contenidos de valor ingresa a: http://newsroom.psyma-latina.com/

Dentro de los principales resultados se encuentran:

Percepción Económica antes y después del COVID-19

  1. 44% de los mexicanos cree que durante 2021 la percepción económica general del país se mantendrá estable, mientras que 23% piensa que será buena y 33% percibe que empeorará.
  2. 2019 se define como “el año de la esperanza y crecimiento económico”, 2020 como “la drástica caída” y 2021 como “el año que desea estabilidad”.
  3. 37% de los encuestados cree que para 2021 su situación financiera dentro del hogar crecerá o será buena, mientras que 49% piensa que será sostenible, aunque ajustada.
  4. Cabe destacar que la percepción de la economía familiar es proporcional a la percepción de la fluctuación financiera nacional, además de que, a inicios de la pandemia, 68% de los consumidores pensaba que la situación económica se vería muy afectada, mientras que, a la fecha, 67% confirma que la situación económica en el hogar fue delicada, mala o extremadamente mala.
  5. La percepción económica es un reflejo del ánimo de la gente y sus expectativas a futuro. En este contexto y después de haber caído drásticamente en 2020 al pensar que sería un gran año antes de que iniciará la pandemia, en 2021 se empieza a recuperar la esperanza de que será un año que, si bien no tendrá crecimiento, se alcanzará la estabilidad dentro de un mundo incierto.

La economía familia y las marcas

  1. Respecto al Comportamiento de Consumo en 2020, los productos que más adquirieron los mexicanos fueron artículos sanitizantes / desinfectantes (74%), productos de limpieza en general (54%), productos frescos -frutas, verduras, carnes, etc.- (36%), salud -medicamentos, citas médicas, exámenes, etc.- (37%), despensa -pasta, arroz, enlatados, café, lácteos, etc.- (30%), cuidado e higiene personal (26%) y suplementos alimenticios y vitaminas (29%).
  2. En menor medida, los encuestados reportaron un aumento en el consumo de otras categorías durante 2020 como suscripciones digitales -servicios de streaming y video on demand- (23%), ropa, calzado y accesorios (6%), tecnología (12%), productos para el hogar (8%), entretenimiento, juegos y recreación (13%), alimentos listos para comer (17%), refrescos y botanas dulces o saladas (14%), cerveza, vinos y licores (7%), así como viajes y vacaciones (1%).
  3. En materia de Proyección de Consumo para 2021 se prevén los siguientes aumentos: artículos sanitizantes / desinfectantes (40%), productos de limpieza en general (34%), productos frescos -frutas, verduras, carnes, etc.- (30%), salud -medicamentos, citas médicas, exámenes, etc.- (26%), despensa -pasta, arroz, enlatados, café, lácteos, etc.- (24%), cuidado e higiene personal (23%), suplementos alimenticios y vitaminas (22%), suscripciones digitales -servicios de streaming y video on demand- (10%), ropa, calzado y accesorios (9%), tecnología (11%), productos para el hogar (9%), entretenimiento, juegos y recreación (9%), alimentos listos para comer (9%), refrescos y botanas dulces o saladas (7%), cerveza, vinos y licores (4%), así como viajes y vacaciones (7%).
  4. En el tema de Elasticidad de Precios, 57% de los encuestados reportaron la percepción de un aumento de precios en productos de despensa, 73% en artículos de salud, 48% en cuidado e higiene personal, 64% en limpieza en general, 78% en artículos sanitizantes / desinfectantes, 46% en productos frescos, 45% en suplementos alimenticios y vitaminas, así como 40% en suscripciones digitales.
  5. Las categorías que destacan en porcentaje de Personas Que No Cambiarían De Marca a Pesar de un Incremento de Precios en 2021 son: productos de despensa (54%), artículos de salud (52%), cuidado e higiene personal (51%), limpieza en general (48%), artículos sanitizantes / desinfectantes (47%) y productos frescos (46%). Esto se debe en gran medida al compromiso y fidelidad que tienen los consumidores hacia sus productos favoritos, además de que, durante la pandemia, algunas marcas se han posicionado de manera relevante en la mente del consumidor por campañas de conciencia social.
  6. 58% de los encuestados piensa que hay marcas que han demostrado conciencia social durante este tiempo de pandemia.
  7. Dentro de las principales acciones que realizan los consumidores en épocas de economía incierta se encuentran:
  8. Buscar ofertas y descuentos – 56%
  9. No desperdiciar los productos en casa – 52%
  10. Dejar de comprar algunos productos – 45%
  11. Comprar los productos en otros lugares más económicos – 40%
  12. Establecer presupuestos – 39%
  13. Hacer lista de compras optimizada – 39%
  14. Cambiar las marcas de los productos por algunas más económicas – 33%
  15. Comprar menos cantidad de producto – 29%

Cambio de Hábitos

  1. A inicios de la crisis sanitaria, 78% de los mexicanos pensaba que el paso del COVID-19 le estaba dejando algún cambio permanente dentro de su vida, principalmente: Incremento en los hábitos de higiene, unión familiar, mayor cuidado de la salud y aumentar el ahorro.
  2. Para 2021, 83% de los consumidores comenta que ha tenido cambios permanentes en su vida diaria a raíz del COVID-19. 55% asegura que han sido positivos y 28% negativos.
  3. En la nueva normalidad, el COVID-19 forma parte de la vida diaria, por lo que 61% de los mexicanos menciona que el virus representa algún riesgo de contagio en sus actividades cotidianas.
  4. Al iniciar la pandemia, 69% de los consumidores pensaba que acataría las indicaciones del gobierno de permanecer en casa durante el periodo de emergencia. No obstante, 92% declaró que en efecto no salió o salió solo lo necesario durante el 2020, mientas que 8% señaló que siguió saliendo normalmente.
  5. 82% de los encuestados declara que se seguirá quedando en casa el tiempo que el gobierno así lo designe, derivado de la emergencia sanitaria. Ante esta situación, es vital para las empresas tomar en cuenta que las personas seguirán confinadas en sus casas, por lo que deberán adaptar sus productos y servicios para satisfacer sus nuevos hábitos de consumo y estilo de vida.
  6. La pandemia dio pie a nuevos hábitos durante el confinamiento. 91% de los mexicanos comentó que está explorando y haciendo cosas nuevas, lo que abre un amplio abanico de oportunidades de negocio para diferentes industrias:
  7. Ordenar más – limpieza más exhaustiva (46%)
  8. Ver más TV (46%)
  9. Ver / Oír más noticias (36%)
  10. Leer (25%)
  11. Ejercicio (25%)
  12. Actividades de Relajación (25%)
  13. Hobbies (21%)
  14. Introspección (12%)
  15. No ha realizado cosas nuevas (9%)
  16. Además, los hábitos que llegaron para quedarse, revolucionaron al consumidor actual y que las marcas tendrán que tomar en cuenta en su estrategia de negocio son:
  17. Ser cuidadoso con mis gastos – 61%
  18. Hábitos de limpieza – 56%
  19. Mantener la sana distancia – 52%
  20. Pasar más tiempo con la familia y amigos – 43%
  21. Cuidado de nutrición, salud y ejercicio – 40%
  22. Salir menos de casa – 36%
  23. Cuidado del bienestar emocional y espiritual – 33%
  24. Más cuidado hacia el medio ambiente – 33%
  25. Uso de la tecnología – 31%
  26. Incrementar valores positivos – 30%
  27. Compras vía online – 27%

El confinamiento, nuevos esquemas de colaboración y trabajo en casa, así como el contacto social, han traído un gran cambio en los hábitos de las personas, no solo durante la pandemia, sino que han trazado un nuevo camino a través de una nueva mentalidad y actividades que antes no se hubieran pensado. De esta manera, se crean oportunidades para que las marcas se reinventen y establezcan una cultura de innovación en sus organizaciones.

Nuevo Enfoque de Salud

  1. La vacuna contra el COVID-19 es uno de los temas más importantes en materia de cuidado de salud, tanto así que la gran mayoría de la población espera poder aplicársela. Ante la pregunta “¿te aplicarías la vacuna?”, 87% de los mexicanos pensaba a inicios de contingencia sanitaria que se vacunaría cuando existiera la posibilidad, mientras que actualmente 80% confirma que se la pondrá cuando el gobierno así lo designe, 13% no se vacunará por desconfianza en la vacuna y 7% simplemente no desea ponérsela.
  2. 28% declaró que ha descuidado sus hábitos alimenticios y de salud, mientras que 39% come más sano y cuida más su salud.
  3. Respecto al comportamiento del consumidor ante el nuevo etiquetado de alimentos, 81% de los consumidores se fija en las etiquetas o determina su decisión de compra a raíz de esta nueva normativa, cuyo rumbo se ve influenciado por el cambio de hábitos de la pandemia.

Cambio en los hábitos de uso de Internet

  1. Durante la pandemia, 65% de los consumidores han utilizado más el internet. Entre los factores de este incremento se encuentran el home office, clases online, reuniones virtuales con familia y amigos, así como mayor uso de plataformas de streaming y video on demand.
  2. En el tema de redes sociales, 43% de los encuestados señala un mayor uso de estas plataformas.
  3. 49% de los mexicanos ha incursionado o comprado más por internet a partir de la crisis sanitaria.

El impacto del COVID-19 a nivel emocional

  1. Ante la pregunta “¿qué color representa más lo que sientes respecto a la pandemia?”, 25% mencionó rojo -deseo de actividad-, 25% gris -deseo de neutralidad- y 13% negro -agresividad y/o enojo- en 2020. Para 2021, 35% mención gris, 17% rojo, 13% azul -armonía- y 12% negro.

*El test de Lüscher, también conocido como test de los colores es una prueba de tipo proyectivo, es decir, una prueba que trata de conocer el estado emocional real a través de la elección de un color

  1. En el tema de Sentimientos, durante 2020 predomino el miedo con 60%, tristeza con 48%, enojo con 25%, afecto 7% y alegría 2%. Para 2021, el sentimiento predominante es la tristeza (62%), a diferencia del 2020 donde el miedo era la emoción dominante, lo que denota la evolución de asimilación de la situación en que vivimos.
Sentimientos derivados
Miedo Precaución, Angustia e Incertidumbre
Tristeza Nostalgia, Desaliento y Desilusión
Enojo Frustración, Molestia y Fastidio
Afecto Empatía, Solidaridad y Amor
Alegría Optimismo y Agradecimiento

  1. Cabe destacar que la preocupación (64%) y el estrés (57%) son las emociones que han tenido más incremento a raíz de la pandemia. Le siguen la ansiedad (43%), dificultades para dormir (36%), depresión (31%) y dificultades para concentrarse (27%).
  2. Para 2021, las preocupaciones más importantes de los mexicanos se relacionan con poseer las fuentes e ingresos necesarios para proporcionar una buena economía familiar, bienestar y salud:
  3. Economía familia – 36%
  4. Desempleo – 35%
  5. Salud – 34%
  6. Bienestar familiar – 34%
  7. No poder regresas a la vida normal – 30%
  8. Crimen y violencia – 23%
  9. Desigualdad social – 19%
  10. Perder mi negocio – 19%
  11. No poder ver a mis seres queridos – 18%

La pandemia se vive de maneras distintas

  1. Factor Región: La CDMX (8%) muestra más negatividad ante la situación actual y futura de la crisis sanitaria, incluso se inclinan hacia acciones más drásticas ante escasez de dinero. Por ejemplo, dejar de comprar productos o hacer cambios de marca. El Bajío (17%) es la región más neutra, donde se nota menos el impacto de la pandemia a nivel declarado y emocional, mientras que la región Norte (18%) es la más positiva en cuanto a la economía, ya que piensan que el 2021 será un mucho mejor año.
  2. Factor Edad:
  • A menor edad
    • Se está más en desacuerdo con la gestión de la pandemia en el país.
    • Perciben haber tenido más cambios drásticos negativos permanentes en sus vidas.
    • Son los más cautivados por la publicidad de conciencia social.
    • Hay más apertura para adoptar nuevos hobbies.
    • Descuidan más sus hábitos alimenticios
    • El rango de 25 a 35 años se preocupa más por su salud.
  • A mayor edad
    • Se tiene más aceptación de lo que pasa con la crisis sanitaria a nivel mundial.
    • Viven la pandemia con más tranquilidad.
    • Toman medidas de ahorro menos drásticas como no desperdiciar en casa.
    • De 45 a 64 años consideran tener más actividades con alto riesgo de contagio.
    • Los mayores de 65 años son los que menos se exponen en sus actividades diarias.
    • De 55 a 64 años les preocupa más la economía familiar.
  1. Factor Genero:
  • Hombres
    • Declaran correr más riesgos de contagio en sus actividades diarias.
    • Tienden a ser más optimistas.
    • Sienten menos cambios drásticos a partir de la pandemia.
    • Se rehúsan más a permanecer en casa.
    • Son más proclives a tomar acciones drásticas al ahorrar como dejar de comprar o hacer cambio de marca.
  • Mujeres
    • Reconocen más los estragos emocionales.
    • Buscan el ahorro desde optimizaciones en su casa.
    • Tienen más temor de perder sus empleos.
    • Han descuidado más los hábitos alimenticios y de ejercicio.
    • Consideran haber usado mucho más internet y redes sociales que antes.
  1. Factor NSE: 
  • Los niveles bajos declaran que utilizaban poco el internet. Sin embargo, a raíz de la pandemia han tenido que utilizarlo en mayor medida.
  • En niveles medios sobresalen sentimientos como precaución, mientras que en los más bajos hay más pánico y odio.
  • Existe una percepción de mala situación económica en 2020. No obstante, el nivel C- y D+ se muestran más optimistas respecto a la situación general del país en el 2021.
  • A mayor NSE la percepción económica actual mejora, poseen más educación financiera y buscan planear más sus compras para contrarrestar tiempos difíciles. Además, tienden a tomar las cosas con más optimismo, declaran haber tenido más cambios positivos en su vida y realizan más compras por internet.
  1. Factor Percepción Económica:
  • Aquellos que son positivos, son más impactados por la publicidad de conciencia social.
  • Los consumidores que declaran haber tenido una situación económica buena son los que más desean vacunarse.
  • Los encuestados que piensan que la situación económica mejorará tienden a cuidar más su salud y alimentación, así como tomar en cuenta el contenido del nuevo etiquetado.
  • Las personas que perciben una mejor situación económica sufren menos de estragos como depresión, ansiedad o preocupaciones excesivas.

Hacia el futuro

  1. A pesar de que en un inicio se pensaba que la pandemia duraría solo unos meses, actualmente 69% de los mexicanos cree que terminará la contingencia sanitaria por COVID-19 hasta finales del 2021 o más allá del 2022.
  2. 74% de los encuestados considera que el manejo de la pandemia en el país está estancado o va en dirección incorrecta.
  3. 66% de los consumidores cree que el COVID-19 afectará la economía este 2021, 19% menos que en 2020.

“La esperanza de que termine pronto la crisis sanitaria por COVID-19 se desvanece cada vez más, aunque en vez de desalentarse, la población está aceptando esta realidad y realizando los cambios necesarios en su vida para amortiguar sus efectos en la nueva normalidad. A pesar de que falta un largo camino por recorrer, los mexicanos desean dar vuelta a la página y ser más optimistas, lo que se verá reflejado en la recuperación paulatina del país y en los hábitos de los consumidores”, destacó Alejandra Medina.

Related Post