Puntos clave para la readaptación segura de la #educación en esta nueva era

61 0
A menos de un mes de la vuelta a clases, las consecuencias del confinamiento y el accidentado ciclo escolar del año pasado se empiezan a evidenciar. Los primeros días de clases sacan a la luz las afectaciones emocionales, sociales y de aprendizaje resultantes del confinamiento. Las afectaciones emocionales con las que se ha luchado por ya largo tiempo siguen presentes, así como ahora la probable frustración a la que se enfrentarán los alumnos que llegarán más rezagados en su aprendizaje frente a los grupos. 
 
Analizar este nuevo ciclo escolar cobrará cada vez más relevancia debido a las diversas necesidades de los alumnos, entre los que se verán niveles más diferenciados en términos de socialización, madurez emocional y, por supuesto, de aprendizaje, de acuerdo al entorno y la forma en la que hayan experimentado el confinamiento. Este panorama ha llevado a la empresa canadiense D2L a identificar los puntos clave para una readaptación segura de profesores y estudiantes en la educación post pandemia.
 
1.      Adaptación Social
 
El aislamiento afecta la cognición social, necesaria para el éxito tanto en entornos escolares como laborales y para establecer relaciones personales sanas, ya que implica un razonamiento emocional. Un estudio de la universidad de Cambridge mostró que con el confinamiento las personas experimentaron una reducción en los sentimientos positivos, lo cual se relacionó significativamente con su conexión social.
 
La escuela por excelencia había sido un espacio de integración en el que se desarrolla la cognición social. Para recuperar este desarrollo D2L propone además de volver a enseñar el contenido del grado anterior para reforzar el rendimiento, implementar este aprendizaje complementado con experiencias y vivencias sociales que fortalezcan el crecimiento mental del estudiante.
 
Otro de los ejes que contribuyen a este nuevo aprendizaje es el relacionado con la integración entre la tecnología y la recopilación de información, que a futuro, le apuesta al desarrollo de estudiantes seguros y mentalmente fuertes, respaldando la gestión y el éxito de los estudiantes.
 

2.      Niveles de aprendizaje

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) estimó que los estudiantes mexicanos podrían haberse atrasado un equivalente a dos años en el nivel educativo. Estamos en un momento en que la educación atraviesa cambios en los estilos de aprendizaje y debido a los retos que esto representa la apuesta debe ser garantizar la calidad educativa.
 
D2L adelantó la investigación “Reinventar las escuelas”, que expone tres dimensiones que integran conocimiento y tecnología bajo el concepto de aprendizaje mixto, el cual deja como alternativa que las aulas puedan proporcionar herramientas que garanticen flexibilidad y crecimiento de los estudiantes, permitiendo que la enseñanza académica se imparta mayormente a través de herramientas digitales a un ritmo más personalizado y las clases presenciales prioricen el reforzamiento de los conocimientos, la experimentación y el trabajo en equipo.
 
En enero de este año, D2L realizó una encuesta a cerca de 500 padres, destacando que el 74% de los padres reconocen que las herramientas digitales contribuyen al aprendizaje de sus hijos, mientras que el 72% valoran que las herramientas permiten a los estudiantes aprender a su propio ritmo. Finalmente, el 84% de los estudiantes de 4º a 12º grado identificaron que su principal valor era tener la opción de encontrar contenido adicional cuando lo necesitaban.
 

3.      Impacto psicológico

Diversos estudios nacionales e internacionales han mostrado un crecimiento en el número de personas con síntomas severos de ansiedad y depresión entre otros problemas emocionales que afectan la capacidad de concentración y aprendizaje, por lo que la prioridad en este plan de readaptación debe ser la de conocer a los estudiantes y reestablecer la conexión con y entre ellos.
 
Mediante su investigación D2L propone reconocer la inteligencia y capacidad para aprender de los estudiantes, reforzando el concepto “entre más intenten, más pueden aprender”, a la vez les proporcionen soluciones que integren metodologías como Brightspace, específicamente diseñadas para apoyar al estudiante y mejorar su desempeño, así como impulsar a los profesores para que a través de herramientas flexibles y automatizadas pongan en marcha un aprendizaje verdaderamente personalizado a escala, centrado en el estudiante.
 
Reducir horarios escolares, brindar variedad de opciones de escolarización y un currículo más profundo puede respaldar un aprendizaje más significativo. Los objetivos de las instituciones deben estar alineados con orientar a que los estudiantes sean más resilientes y que cuenten con un gran aprendizaje académico.
 
El reto más importante que atraviesa la educación es la transformación de la pedagogía, fomentando una readaptación que impulse una nueva educación que integre alternativas de enseñanza. 
 

Related Post