¿Qué debemos hacer para revertir el efecto de los altos costos en salud? #Negocios

340 0

Actualmente la población mundial está sufriendo una transición entre generaciones, donde ahora podemos observar a los millenial como los pilares importantes dentro de las empresas y de salida se encuentran la generación de Baby boomers y la generación X apenas tomará un segundo aire, pero no solo es una transición laboral la que observamos, sino también un cambio de concepto de familia donde los millenial prefieren tener mascotas en lugar de hijos naturales, esto se traduce en que la pirámide poblacional invierte el aumento de personas adultas vs infantes.

Este efecto, incluyendo a otras variables como las malas decisiones en el estilo de vida, cambio o aumento en el costo de los programas sociales y el aumento en el uso de los seguros empresariales, nos está llevando a observar un deterioro de salud de la población mundial.

En el reporte anual de Aon sobre las tendencias médicas globales, se destaca que las reclamaciones relacionadas con los factores de riesgo cardiovascular como hipertensión, hipercolesterolemia, sedentarismo, obesidad y el estrés negativo, son las principales alteraciones que aumentarán en la población global.

México no queda fuera de las estadísticas y las conclusiones refieren que la población nacional observará un aumento en las alteraciones relacionadas con Obesidad, mala nutrición y el sedentarismo, teniendo como resultado un aumento en los costos tanto de la atención médica, insumos; así como los costos indirectos en las compañías.

El futuro de los costos médicos va de la mano con las malas decisiones de las personas de acuerdo con su estilo de vida, en particular a lo que refiere al consumo de tabaco, dietas poco saludables, inactividad física y el uso nocivo de alcohol; así como con la rápida propagación de las enfermedades no transmisibles como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas y la diabetes que se encuentran en todo el mundo.

Todo lo anterior, aunado a la inflación médica nacional anual, se ve reflejado en el aumento de los costos de los servicios de salud, ya sea en insumos, fármacos, material quirúrgico, servicios hospitalarios, incluso los honorarios médicos; ahora bien, estos aumentos se observaran de manera general; sin embargo tomando en cuenta las especialidades por las cuales se están enfermando los mexicanos y donde podemos encontrar padecimientos cardiovasculares, oncológicos, respiratorios, gastrointestinales y la diabetes, podemos concluir que dichos costos se elevarán a un paso y ritmo veloz de tal manera que el ciudadano común no tendrá dinero que alcance a pagar estos padecimientos y sus complicaciones.

¿Qué debemos hacer para revertir el efecto de los altos costos en salud?

Se deben reforzar la promoción y prevención en salud, a la población en general pero también enfocado a los colaboradores de las empresas y sus familias, de tal forma que se realice una detección oportuna de las enfermedades crónico degenerativas y las catastróficas; se deben realizar campañas de diagnóstico donde se incluya a toda la población de colaboradores, ya sea enfermos o los que se piensan y se sienten sanos, con ellos se podrá diagnosticar padecimientos de reciente inicio, se direccionarán con el especialista y al contar con el apego terapéutico adecuado, se obtendrá el control de la enfermedad y con ello la contención de los costos para las empresas.

Dirigido eficazmente, este enfoque preventivo no sólo ayudará a frenar el aumento de las enfermedades no transmisibles, sino que también reducirá los costos de salud a largo plazo de las personas, las empresas, los gobiernos y la sociedad en su conjunto.

Aon, Consultores en Administración de Riesgo y Capital Humano.

Related Post