¿Qué significa un encanecimiento global para la economía global? #Economia

159 0

Los datos muestran que el mundo está encaneciendo: Se espera que número de personas mayores a 65 casi se duplique –a un 15% sin precedentes de la población mundial– entre 2015 y 2045. La proporción incluso será mayor en algunas regiones: aproximadamente uno de cada tres japoneses y uno de cada cuatro europeos y estadounidenses.

Las implicaciones para la economía global –y para los inversionistas– de dichas poblaciones envejeciendo rápidamente no son tan claras como podría esperarse, de acuerdo con un nuevo artículo de investigación de Vanguard, La Economía de un Mundo Encanecido. El artículo es parte de la serie Megatendencias, la cual considera los efectos de cambios fundamentales en las economías globales.

Nuestra investigación sugiere que, contrario a las suposiciones populares:

  • Las personas mayores trabajarán por más tiempo, según las edades de elegibilidad para los programas de jubilación públicos se incrementen a nivel mundial.
  • La productividad podrá aumentar según los costos en aumento, en mercados laborales más estrechos, incentiven la inversión.
  • El envejecimiento creciente de la población no necesariamente conduce a menores rendimientos de inversión.
  • Las personas mayores no consumen menos que las poblaciones más jóvenes, simplemente consumen de forma distinta.

La creencia popular de las personas mayores y el gasto

El último punto en particular muestra cómo las presunciones acerca de la demografía pueden ser erróneas. Parece razonable asumir que es probable que las personas reduzcan su gasto más tarde en sus vidas, especialmente cuando ya no perciben un sueldo. Esto encaja con lo que muchos de nosotros hemos notado con los familiares mayores: Ellos no compran ropa nueva porque ya tienen un “perfectamente buen” guardarropa, o conducen un coche viejo porque “aún tiene muchas millas por recorrer”

Qué nos dicen los datos

Nuestra investigación, sin embargo, sugiere un contrapunto. Los patrones de consumo anteriores de las personas mayores tanto en el mundo desarrollado como en desarrollo desafían la narrativa común de un descenso abrupto en la demanda de bienes y servicios. Los datos de estudios de las Naciones Unidas de 40 países muestran niveles estables de consumo como un porcentaje de ingresos que comienza en la juventud. La información más detallada disponible, para los Estados Unidos, mostró que las personas mayores gastan de forma distinta, no necesariamente menos. Las personas que están entrando a la jubilación empiezan a reducir los gastos en ropa, viajes, entretenimiento, coches. También gastan un poco menos en salir a comer y en educación.

Pero ellos comienzan a gastar más en otras cosas. Según muestra la siguiente ilustración, la atención médica se convierte en un gasto mayor conforme las personas envejecen. Los gastos en vivienda también se incrementan, especialmente para las personas de edad muy avanzada, quienes más a menudo viven en casas de retiro o en centros de asistencia para estancia prolongada.

Las generaciones mayores de EE.UU. muestran un giro, más que una disminución, en el consumo

Advertencia: Los datos arrojan un panorama de personas que se han retirado únicamente en las dos décadas anteriores; las proyecciones de que las futuras generaciones se comportarán de forma similar conllevan un alto grado de incertidumbre. Por ejemplo, las personas pueden elegir trabajar por más tiempo por diversas razones, retrasando eficazmente cualquier efecto económico de una población más vieja. De forma que el gasto de las personas mayores en el futuro podría ser muy diferente de lo que hemos visto en el pasado.

Implicaciones en la inversión de una población que envejece

La elaboración de gráficos de tendencias demográficas puede ser realizada con un mayor grado de certidumbre que muchas otras clases de estimaciones porque las poblaciones crecen y envejecen en tasas razonablemente predecibles. Así, confiamos en que la población mundial envejecerá rápidamente; sin embargo, las implicaciones de esta transformación permanecen inciertas, según las distintas consecuencias pudieran contrarrestarse entre sí.

Esa tendencia bien podría resultar en un número creciente de titulares alarmantes acerca de las estadísticas demográficas.

Related Post