¿Qué son las #startupcamello y cómo este modelo de negocio llegó para quedarse?

181 0
La llegada de COVID -19, fue un punto de quiebre para muchas empresas emergentes, quienes buscaban crecer y encontraron un tope a esa meta con la crisis financiera que surgió. Para afrontar los nuevos retos, las startups se han reinventado formando todo un ecosistema empresarial con los llamados unicornios, cebras y camellos, siendo estos últimos una muestra de perseverancia ante momentos de crisis.
 
Pero ¿qué son las startup camello? son aquellas empresas que en momentos complicados son capaces de mantener su actividad con independencia, priorizan su sostenibilidad y equilibran su flujo de caja gracias al crecimiento propio. En los últimos años se ha escuchado más de este término, sin embargo, ya era utilizado desde antes de la emergencia sanitaria, pues algunas compañías estaban preparadas para enfrentar y detectar situaciones de riesgo adaptándose a cualquier tipo de hábitat, que al igual que un camello, pueden sobrevivir por largos periodos de tiempo con pocos recursos y recorrer largos caminos que son difíciles de cruzar.
 
Un claro ejemplo de una startup camello es TrancitiLogtech que ofrece soluciones integrales SaaS, empresa que cuenta con más de 10 años de experiencia en el mundo logístico, la cual depende directamente de su propio flujo de capital y ha logrado fortalecer su nombre gracias a sus propuestas innovadoras.
 
“No fue algo planeado ser una startup camello, al principio, nunca estuvo en nuestra cabeza hacer rondas de financiamiento, esto hizo que nos concentráramos en el negocio y satisfacer a los clientes, ya que todo lo que generamos es producto de la confianza que nos tienen las empresas”, expuso Gonzalo Fuenzalida, Cofundador y Director Comercial de Tranciti. 
 
A diferencia de los unicornios, que dependen de una financiación constante, las startups camello pueden sobrevivir durante largos periodos de tiempo sin depender de inyecciones de capital externas. Su atractivo radica en que financian su propio crecimiento y priorizan su sostenibilidad.
 
“Tomamos conciencia de que estamos haciendo las cosas de manera diferente en términos de financiación, cuando meses atrás tuvimos una reunión con un consultor. Nos comentó de manera casi dramática que el mercado estaba “Seco”, lo divertido es que se refería al Venture Capital y ese no es nuestro mercado, nuestro mercado es la logística en movimiento y punto. Nos sentimos mucho más cómodos y motivados en hablar con los clientes de nuevos desarrollos y del proceso logístico que tener cientos de reunión en rondas interminables”, afirmó Gonzalo Fuenzalida. 
 
Muchas de las empresas que se financiaban a través de las rondas de inversión tuvieron una caída drástica tras la recesión causada por diversos acontecimientos mundiales, aumentando las tasas de interés que hacían que fuera casi imposible sobrevivir en un ambiente “desértico”, este tipo de escenarios dejó ver la relevancia en el mercado de las startup camello, pues muchos comenzaron a inclinarse a este modelo que les permite un crecimiento utilizando sus propios recursos.
 
“El éxito rápido y el dinero en grandes cantidades pueden ser una trampa, por lo que siempre hay que pensar primero en cómo cumplir con todos los que confían diariamente en lo que haces.  Quizás te vas a demorar más, pero son los camellos los que cruzan el desierto, no los caballos de carrera”, indicó Gonzalo Fuenzalida.
 
El llamado venture capital o capital de riesgo, ha sido una gran oportunidad para muchas startups que no son candidatas a un financiamiento tradicional, es por eso que optan por este tipo de fondos que resulta más convenientes para emprendedores que se enfrentan a retos inciertos y en un mercado desconocido.
 
“El financiamiento vía venture capital o capitales semilla no tiene nada de malo, ha permitido que muchos startups consigan escalar de manera rápida y hayan logrado validar sus soluciones en distintos mercados. No hay un solo camino a seguir, pero es importante que en todas las etapas de vida de la compañía, se debe considerar las responsabilidades que se tienen con el equipo humano, con tus clientes y proveedores”, señaló el Cofundador y Director Comercial de Tranciti.
 
Proyecciones económicas
Durante la proyección económica de una compañía que depende de sus propios recursos, es importante solo tomar lo que son capaces de generar, pues van creciendo dentro de sus posibilidades, de manera ordenada y lo más importante es poder reinvertir, solo así podrán ver el fruto de su esfuerzo.
 
“No hay vacaciones en los primeros años, ni grandes fiestas de lanzamiento, ni oficinas super modernas, al principio se trata de reinvertir todo. El viaje puede ser más largo y con poca agua, pero la recompensa vale la pena, al final del día eres el dueño de tu negocio con toda la libertad que eso representa, los socios se mantienen y están todos alineados con los mismos objetivos. Siguiendo este modelo hemos podido construir una empresa con presencia regional en Latinoamérica y elaborar una propuesta de valor reconocida por nuestros clientes”, mencionó Gonzalo.
 
Los fundadores de las startup camello, como Tranciti, saben que crear una empresa es un camino largo lleno de esfuerzos y retos. La perseverancia suele ser la estrategia principal que dará más visibilidad al proyecto, pues creará una reputación que los destaque entre la competencia.
 
“Quizás no te das cuenta de todo lo que se logra, pero en lo personal algo que me ha dado alegría es cuando una colaboradora sale de prenatal y vuelve casi un año después y siempre dicen que han vuelto a una empresa muy diferente, muchas veces subestimamos lo que los pequeños cambios hacen en el tiempo”, manifestó Gonzalo Fuenzalida.

Related Post

Verified by MonsterInsights