Que tus cambios de outfit no favorezcan el cambio climático #moda

178 0

Si te consideras una persona fanática de la moda, entonces debes saber que llevarle el paso a las tendencias, no es fácil y requiere de estar renovando tu clóset de manera constante. Esto no sólo suele ser costoso, sino altamente contaminante para el planeta.

El impacto de la moda, ha sido un tema ampliamente estudiado, esto ha llevado a la creación de iniciativas como el Pacto de la Moda, un compromiso entre fabricantes de ropa y calzado para eliminar plásticos de un solo uso, reducir emisiones de CO2 y adoptar el uso de energías renovables para todos los procesos productivos.

La realidad es que el tema de la moda es mucho más complejo, por ello, en el marco del Día Internacional Contra el Cambio Climático, las expertas de GoTrendier nos ayudan a entender el ciclo de la moda y su impacto en el planeta.

  1. Producción sin control 

La industria de la moda es responsable del 10% de las emisiones globales de carbono, esto derivado de la producción de jeans, playeras, abrigos, calzado y accesorios. Este tipo de prendas no sólo producen emisiones de efecto invernadero, sino que están confeccionadas de plástico, fibras artificiales como el poliéster y un amplio rango de materiales derivados del petróleo, como fertilizantes, tintes y otros productos químicos.

Por ello, el second hand o segunda mano ha ganado tanta relevancia al ser una alternativa sostenible y sustentable, ya que  permite que una sola prenda pueda crear valor repetidamente, a través de la venta y reventa, así como del upcycling.

  1.  No existe prenda más sostenible que la que ya existe

Aunque pueda parecer que el mayor impacto lo producen las compañías textiles, de acuerdo con la Fundación Ellen McArthur, el cuidado de las prendas representa casi 80% de la huella de carbono de dichos artículos. Esto significa que, existe un gran porcentaje de contaminación que producen nuestras propias prendas en su etapa de uso y no únicamente en el proceso de producción; lo cual nos hace co-responsables de su impacto.

  1. Después de su vida útil

Una vez que las prendas terminan su vida útil requieren de un largo periodo de tiempo para su degradación, y aun en este proceso siguen emitiendo múltiples contaminantes. ¿Quieres conocer el tiempo de degradación de cada prenda? Aquí te compartimos algunos ejemplos:

  • Suéter de lana – 1 a 5 años en desintegrarse
  • Medias de Nylon – de 30 a 40 años en desintegrarse
  • Bolsa de cuero – 50 años en desintegrarse
  • Ropa deportiva de Lycra – 20 a 200 años en desintegrarse
  • Vestido de Poliéster – más de 200 años en desintegrarse

Ahora que ya conoces el impacto de tus prendas, es buen momento para reflexionar y comenzar a adoptar hábitos más sustentables, recuerda que no existe planeta B.

Related Post