¿Quién está detrás de las #aplicaciones que hacen tu vida diaria más fácil?

262 0

Todos los días, a todas horas, las personas utilizan aplicaciones que hacen más fácil su vida. De hecho, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) señala que en el país existen 86.5 millones de usuarios con un smartphone, mientras que The CIU indica que hay 95.3 millones de usuarios que hacen uso de aplicaciones móviles, tanto en celulares (93.1%) como en tabletas (12.1%).

Pero, ¿cómo nacen esas aplicaciones? Los usuarios pocas veces reflexionan sobre quiénes fueron los responsables de desarrollar esa plataforma que a diario utilizan para pedir un servicio de transporte, ordenar la cena o escuchar su música favorita, solo por mencionar algunos ejemplos.

Detrás de esas apps se encuentran desarrolladores y programadores web. Se trata de profesionales especializados en lenguajes de programación como JavaScript, quienes se encargan de escribir el código sobre el que está diseñada la aplicación, creando así la arquitectura de la plataforma para desarrollar sus funciones, integrar los gráficos necesarios y desde luego dar el mantenimiento necesario cuando es requerido.

Además de esos perfiles encargados de trabajar en el software, en la base de datos o en la codificación de la plataforma, están quienes crean la interfaz de programación de las aplicaciones (APIs por sus siglas en inglés) y detectan errores en el código que pueden hacer que la app no funcione.

¿Qué es necesario para ser desarrollador web o programador? 

El desarrollo de tecnología aún es un tema desconocido para muchas personas en nuestro país. Incluso la idea de cambiar de carrera para dedicarse a esto todavía no está en el panorama de muchos profesionales mexicanos que podrían formar parte de una industria tecnológica local con cada vez más potencial.

Una forma de capacitarse en esta materia son los cursos intensivos impartidos en instituciones especializadas como Ironhack, escuela líder a nivel global en formación de talento digital, que ofrece un bootcamp especializado en Programación y Desarrollo Web del cual los alumnos se gradúan como desarrolladores web full-stack, con las habilidades necesarias para crear tanto plataformas web como aplicaciones.

Un ejemplo de cómo es posible dar un viraje profesional a través de dichos bootcamps es Guadalupe Brenes, quien dejó las investigaciones antropológicas para volverse parte de los ‘magos’ detrás de esa tecnología. La joven originaria de la Ciudad de México comenzó su carrera profesional como Licenciada en Antropología Física por la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), y se desempeñó desde 2015 como Investigadora en la UNAM, encargada de la limpieza y armado de colecciones osteológicas, entre otras tareas.

Luego de fungir como coordinadora de investigaciones, se certificó como Desarrolladora Web, tras concluir uno de los bootcamps impartidos por Ironhack. También desarrolló sus habilidades en HTML, CSS, JavaScript, React, MongoDB, entre otras tecnologías.

“Cuando descubrí la programación, me apasionó de inmediato y me di a la tarea de llevar las ciencias sociales a un ambiente digital, pues creo que se pueden generar cambios sociales con relevancia y de impacto para las personas, al combinar ambas disciplinas. Además, mi experiencia como editora me permite entender las necesidades de la gente cuando se comienza con un proyecto. La tecnología debe existir para ayudar a la gente y hacer más fácil su día a día”, explica Guadalupe.

La capacitación tecnológica es para todos y Guadalupe Brenes es muestra de ello. No importa el background del alumno, incluso si no cuenta con experiencia previa en el campo tecnológico, todos tienen acceso a el aprendizaje digital que les ayudará a abrirse nuevas puertas e impulsar sus carreras tecnológicas. De hecho, el sueldo base promedio de un desarrollador web recién egresado es de $16,393 pesos y asciende hasta los $35,000 pesos mensuales para profesionales más experimentados, de acuerdo con Glassdoor.

Hoy en día, ante los avances tecnológicos de las distintas industrias, los profesionales necesitan evolucionar sus carreras dando un giro a su perfil profesional al cambiar de carrera. Quizá no es una decisión fácil, pero dar el paso representa una oportunidad única de inmiscuirse en un sector en donde se encuentran los empleos más emergentes y demandados del presente y el futuro.

Related Post