Recursos humanos: el objetivo es garantizar la permanencia del trabajador en esta nueva #normalidad

211 0

Después de siete meses bajo estrictas condiciones sanitarias, el impacto de la pandemia en las empresas es evidente tras los cambios y adaptaciones que garantizaron la operación. En un esfuerzo para mitigar la propagación del virus, trabajadores y compañías tuvieron que implementar rápidamente un flujo laboral basado en el distanciamiento social.

Actualmente los esquemas de trabajo absolutos (con todo el plantel dentro o fuera de las instalaciones) e híbridos (con un por ciento en planta y otros en casa) representan nuevos desafíos. Como pieza clave, los departamentos de recursos humanos (RH) saben que las necesidades de la fuerza laboral deben cubrirse sin importar el lugar donde operen.

El Covid-19 no cambió necesariamente las funciones elementales de RH, sino la manera en la que sus capacidades se orientan. Ha sido un proceso de continuos ajustes que van desde la adopción definitiva de herramientas digitales tecnológicas, obtener material médico de primera mano, hasta el asesoramiento psicológico a los empleados.

Muchos de los cambios que se produjeron en el 2020 podrían quedarse de forma definitiva. En primera instancia, la pandemia dejó en claro que la digitalización lo cambió todo, desde operaciones básicas, como el método con el que se contrata a los empleados, hasta la forma en que se desarrollará el talento humano en turno.

Story image

Asimismo, ahora la meta primordial es garantizar la permanencia del trabajador, ya que una selección digital es más exhaustiva. Entrevistas, firma de contratos, capacitaciones, son formalidades que antes eran sencillos trámites, pero que ahora requieren un litigio al que la empresa podría no estar adaptada al 100%.

Para frenar una fuga de empleados, RH debe fortalecer la relación con la plantilla. Lo anterior es posible gracias a una participación más activa del departamento con la generación de proyectos de carreras o crecimiento laboral, atención a necesidades personalizadas, y en general en la implementación de una cultura laboral enfocada en el bienestar de las personas.

La creación de un ecosistema laboral de confort es otra forma de afianzar la fidelidad del empleado. La comodidad empieza desde los uniformes que se usan en planta hasta los instrumentos que se brindan para el trabajo remoto. Con tal estrategia, la responsabilidad de RH es custodiar que dichos beneficios sean rentables y utilitarios para la compañía.

En el caso de los uniformes, lo ideal es buscar prendas que sean resistentes tanto a las labores diarias del trabajador como a los ciclos de recompra de las empresas. Pensamos en marcas como Dickies, una empresa líder en la fabricación de ropa de trabajo, que brinda comodidad, durabilidad, y ventajas en la inversión esta clase de esta clase de prestaciones.

Al trabajo presencial también se le añade nuevas capas de dificultad, sobre todo en fábricas. La misión consiste en organizar estratégicamente los espacios para evitar la acumulación de personal, establecer filtros de sanitización, y asegurar el abastecimiento constante de insumos médicos básicos como gel antibacterial o cubrebocas.

Story image

Por otro lado, un tema importante que tuvo mayor visibilidad durante la pandemia fue el de la salud mental. La Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) revela que actualmente el 75% de la fuerza laboral en México padece de tecnoestrés, cifra que se triplicó desde el inicio del confinamiento social.

Hay que señalar que sin importar la modalidad de trabajo, presencial o virtual, nuestro país es el primer lugar a nivel global en estrés laboral de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS). La UNAM recomienda a las empresas establecer programas de contención emocional y detección de cambios en la conducta.

La suma de todos estos cambios provocará que el área sea aún más estratégica con el presupuesto para 2021. Por ello, el departamento de RR.HH. se convertirá en la entidad clave para diagnosticar qué es lo más rentable para las finanzas de la empresa y reducir la posibilidad de un percance económico en el futuro.

Ninguna empresa es ajena a esta crisis mundial y sus efectos, independientemente del giro o industria a la que pertenezcan. Es una vulnerabilidad general que recuerda a las compañías la importancia de optimizar los distintos cometidos de recursos humanos para asegurar la sostenibilidad de sus negocios.

Related Post