Ricardo Sánchez, atleta NISMO mexicano, explica las diferencias entre el Nissan GT-R de pistas y el de calle #Automotriz

152 0

Nissan complació a los amantes de los autos en México el año pasado con la llegada de Nissan GT-R, un vehículo súper deportivo que ha conquistado múltiples campeonatos alrededor del mundo y ostenta diversos récords.
 
La marca japonesa continuamente utiliza los aprendizajes obtenidos en las pistas para mejorar sus vehículos de competencias y también los que podemos ver en las calles. Ambos comparten el mismo ADN desafiante y cargado de adrenalina, aunque es natural que se tengan que hacer ciertas modificaciones para que Godzilla – como también es conocido el GT-R – pueda demostrar su potencial en el asfalto.
 
Ricardo Sánchez, piloto profesional mexicano egresado del programa Nissan GT Academy, competirá este año en dos campeonatos: Michelin Le Mans Cup y Blancpain GT Series Endurance Cup. En este último, manejará un Nissan GT-R NISMO GT3, y además está muy familiarizado con la versión de este vehículo para calle.
 
A continuación nos explica las diferencias entre ambos modelos:
 
MOTORIZACIÓN
 

Ambos modelos cuentan con un potente motor VR38DETT, el cual es desarrollado de forma artesanal por ingenieros especializados mejor conocidos como Takumis, cuyo objetivo es eliminar cualquier imperfección que haya quedado en el motor después de haberlo revisado cuidadosamente. 
 
El torque es uno de los elementos donde difieren, ya que mientras el GT-R ofrece 467 libras-pie de torque, el GT-R NISMO brinda hasta 637 libras-pie de torque.  
 
Los frenos también son diferentes: el GT-R NISMO emplea unos frenos llamados AP diseñados por NISMO, los cuales son más grandes, y el disco es flotante. 
 
HABITÁCULO
 

El peso es un factor importante para los vehículos de carreras: menos en más. Por ello, el GT-R NISMO GT3 que Sánchez usa para sus carreras ha sido modificado al interior, dejando sólo lo mínimo necesario.
 
Los asientos de los pasajeros son retirados, y el asiento del piloto se pone un poco más al centro para bajar el centro de gravedad.
 
El tablero se baja para que el piloto pueda ir más abajo y tenga una mejor visibilidad. Por otro lado, se incorpora una jaula de seguridad – mejor conocida como roll cage – la cual protege al piloto y ayuda a incrementar la rigidez del chasis.
CARROCERÍA
 

Al igual que en el habitáculo, en la carrocería se busca reducir el peso, por lo que está hecha de fibra de carbono, excepto el monocasco que es de aluminio.
 
El GT-R de calle tiene un peso de 1785 kg., mientras que el GT-R NISMO GT3 pesa 1290 kg., una diferencia importante al momento de conducir a más de 200 kilómetros por hora. 
 
 
AERODINÁMICA
 

En la parte frontal, el GT-R NISMO cuenta con un splitter muy largo así como dos alerones. En la parte posterior se integra un spoiler de dos metros de ancho para tener mayor carga en dicha sección.
 
 
OTRAS MODIFICACIONES
 

Los tubos de escape del GT-R comercializado en México salen por la parte posterior, mientras que en el GT-R NISMO salen por las puertas del vehículo. Esta modificación tiene dos objetivos: primero, reducir el peso del escape; segundo, si el vehículo llega a ser impactado debido a un accidente, el escape quedará libre de daños y el conductor no tendrá que ingresar a pits.
 
Por su parte, el volante incorpora diversos botones con los que el piloto puede cambiar el control de tracción y de estabilidad.
 
El asiento es de fibra de carbono hecho a la medida con cinturón de seguridad de cinco puntos. Dependiendo del circuito el vehículo puede contar con aire acondicionado, y en todas se ofrece un sistema de hidratación especialmente diseñado por Nissan.

Related Post