SABER UN SEGUNDO IDIOMA ES UNA DE LAS TRES #COMPETENCIAS MÁS APRECIADAS PARA UN NUEVO O MEJOR #EMPLEO

135 0
La sociedad cambió y con ella los estilos o formatos laborales tradicionales evolucionaron para tener mejores prácticas profesionales con altos conocimientos. Nuevas tecnologías, social media y comunicación -en diferentes idiomas-, aplicados para cualquier profesión se hacen necesarias como las tres competencias para poder lograr un buen empleo, de acuerdo con el observatorio laboral.gob.mx1
 

1.    Dominio de idiomas 

2.    Conocimientos de Informática y tecnología 

3.    Capacidad de coordinar y gestionar (comunicación) 

 
De acuerdo con la primera edición del “Taking Global Opportunities – Communication and Languages for People” de poliglota.org, los mexicanos buscan aprender inglés (65.45%), seguido de alemán (12.73%), francés (9,09%), portugués (7.27%) e italiano (5.45%). Si bien la principal motivación de un mexicano para aprender otro idioma es viajar (74.7%), la superación personal (46.9%) y el trabajo (36.14%) ocupan el segundo y tercer puesto2   sumando poco más del 83 por ciento de los consultados. 
 
Dominar un segundo o tercer idioma abre la oportunidad de poder laborar en empresas ubicadas tanto dentro como fuera de nuestro país. Al romperse la “barrera de las oficinas físicas”, el talento puede vivir en un espacio y ser contratado incluso desde otro país,“los empleados consideran el trabajo remoto como el principal beneficio que una empresa puede ofrecer: la preferencia por el trabajo remoto o híbrido es del 95% de los profesionales”3, lo que da un aumento de la contratación global para el trabajo colaborativo remoto.  
 
“Consideremos que ser parte de una empresa transnacional no sólo te permite obtener tu salario en dólares o en otra moneda para tener un mejor nivel de vida, sino también da acceso a conocer otra cultura, tener diversidad de pensamiento con otros compañeros de trabajo, adquirir habilidades internacionales y darle un plus a la carrera profesional”, señala Carlos Aravena, CEO de Poliglota.

Related Post