¿Sabes cómo influyen en tu día los #colores que ves al despertar?

144 0

Los colores suelen estar relacionados con diversas sensaciones y estados de ánimo, pero los efectos varían dependiendo de cada persona. Lo cierto es que los colores de nuestro entorno pueden influir en cómo nos sentimos al despertar y en la energía necesaria para lograr todo lo que nos propongamos durante el día.

Recientemente, un estudio realizado por la Clínica de Trastornos del Sueño de la Facultad de Medicina de la UNAM, que identificó los hábitos de las personas a raíz de la cuarentena, destacó que los encuestados que viven en espacios mayores a 200 m2 dicen que duermen más, no tienen dificultad para levantarse, y tienen menos días con cansancio y somnolencia diurna. En contraste, quienes viven en espacios pequeños, menores a 50 m2, sí han experimentado un impacto en la calidad del sueño.

Es por ello que hacer de nuestro hogar un espacio estimulante en el que nos sintamos cómodos puede influir mucho en nuestra energía. Los colores de nuestra habitación pueden ayudarnos a mejorar la sensación de amplitud y hacer que todo sea mucho más sencillo a la hora de despertar, ya que estos son lo primero que percibimos al abrir los ojos, impactando en nuestro estado anímico.

Crédito: Luuna y Comex
Con el objetivo de que las personas despierten con más energía, Luuna, empresa mexicana especializada en el descanso, une fuerzas con Comex –una marca de PPG– para seguir mejorando la calidad de vida de los mexicanos, ahora por medio de colores y ayudándoles a tener un mejor despertar.

Mediante un sitio web, los clientes podrán acceder a una paleta de colores basada en temporalidades, tendencias y estados de ánimo, para conocer mejor la teoría de los colores y sus significados. La paleta de colores busca representar la noche y el amanecer, por lo que transita de los azules –asociados con la serenidad, el mar y el cielo– a los amarillos –relacionados con la luz, el éxito y la energía–.

Algunas recomendaciones para hacer uso de la paleta Luuna-Comex son:

  • Los tonos de azul, refrescan y aceleran la recuperación humana contra el estrés. Son colores que ayudan a bajar la presión arterial, establecer el ritmo cardíaco a su normalidad y a controlar la sensación de calor; ya que son colores que en sus atributos nos remiten a frescura, frialdad y son húmedos.
  • Ahora que estamos recobrando rutinas y poco a poco comenzamos a ir a comercios y oficinas, puede ser menos estresante asistir a estos espacios con el uso de estos colores y aplicados en bloques de color que proporcionan la idea de hábitos de sana distancia social más intuitivos en estos espacios que se comparten con más gente.
  • Los azules luminiscentes contribuyen a la concentración, la tranquilidad y a la revitalización de los espacios.
  • Los tonos más profundos con matices simples de color azul se expanden, creando espacio para la curiosidad y para liberar nuestra mente.

Related Post