SEO y la traducción de páginas #MarketingDigital

153 0

Por: Adriana Vazquez

Trendhim es una tienda online de origen danés que en 2016 se expandió al mercado español, además de 15 países más. Después de traducir la página web del danés al español se dieron cuenta que las webs no funcionaban como esperaban, así que contrataron estudiantes españoles en Dinamarca para formarles en SEO, para así adaptar las webs mucho más cuidadosamente. El resultado de esto es que en 6 meses la web española está muy bien posicionada en comparación de cuando empezaron estos estudiantes.

¿Por qué ha mejorado su posicionamiento?

Muchas empresas que están presentes en internet, después de haber empezado con su web, y cuando les da rendimiento pueden querer ampliar su negocio a otro país, con el consecuente, que seguramente tengan otro idioma.

O en el caso de España, pueden querer tener la web en todos los idiomas que hay. En estos casos deben decidir cómo y quién va a traducir su web.

La opción “barata” es encomendárselo a un traductor online, pero… ¿será igual de beneficioso que si te lo hace un profesional? No, la respuesta es rotundamente no.

Usando un traductor, por ejemplo, el de Google, es muy fácil darse cuenta que, normalmente, traduce literalmente, y esto a veces sirve, pero otras muchas no.

Cuando se trata de una web, querer traducirla a otra lengua es, normalmente, para ampliar el negocio hacía nuevos mercados, por lo tanto, que la traducción sea perfecta será muy importante. ¿Porqué? Porque interesa que esa nueva web este bien posicionada dentro de los motores de búsqueda como Google.

¿Qué es el posicionamiento web? Es la optimización y adaptación de nuestro sitio web para que suba posiciones en los motores de búsqueda, adaptando la estructura y el contenido. Es lo que se conoce como SEO.

¿En qué consiste el SEO? Este consiste en que el contenido esté bien redactado y que incluyan palabras clave, cuando hablamos de contenido. Las palabras clave son las palabras con más fuerza relacionadas con tu negocio. Tiene que ser un contenido único, no copiado, ya que se valora la calidad de este y que sea interesante para los consumidores.

En segundo lugar, las palabras clave o “keywords”, son esenciales para que nuestro contenido tenga valor.

En tercer lugar, utilizar las técnicas adecuadas para encontrar cuales son las palabras claves y también estudiar que hace la competencia para detectar errores y establecer mejoras. Utilizar las herramientas adecuadas nos aseguran el éxito.

Y por último, optimizaciones y mejoras técnicas como por ejemplo, la velocidad de la página.

El posicionamiento web se mejora con el SEO, por lo tanto, la nueva web (en el nuevo idioma) debe estar adaptada a los nuevos parámetros de búsqueda de ese nuevo mercado mediante sus palabras clave, ya que, para cada país será diferente.

Por eso es importante acudir a profesionales para llevar a cabo esta tarea y adaptar la nueva web al SEO del mercado de expansión.

Adriana Vazquez
Country Marketing Manager
Trendhim

 

Related Post