ServiceNow impulsa la revolución del #trabajohíbrido

204 0
Tras un año sin precedentes, las compañías están reinventando sus estrategias y procesos para construir el futuro del trabajo. Las condiciones derivadas de la crisis de salud incentivaron una adopción tecnológica nunca antes vista, detonadas en gran medida por la necesidad de implementar modelos de trabajo de forma rápida, segura y eficiente.
 
Muchas organizaciones comenzaron a reestructurar sus planes de transformación digital, al grado que80% de los negocios aceleró sus programas de digitalización, destacándose el trabajo a distancia entre las tres principales prioridades en este tipo de proyectos. Si bien se estima que 70% de las actividades laborales en México pueden desarrollarse de manera remota, solo 1 de 4 mexicanos desempeñaron sus tareas en esquemas de teletrabajo durante la pandemia.  
 
Tal transición ha llevado a la reinvención de la operación empresarial frente a los retos de la reactivación económica y la reapertura de espacios laborales: pese a que los empleados dicen sentirse más productivos trabajando desde casa, los supervisores y líderes de negocio tienen sus reservas, temiendo que se puedan ver afectados elementos inherentes a la operación presencial, como la construcción de valores institucionales y cultura empresarial.
 
Los modelos híbridos permiten hacer ese balance entre ambas posturas, obteniendo lo mejor de ambos mundos, la flexibilidad y creatividad del teletrabajo, con la convivencia y visibilidad del regreso a las oficinas. Un estudio de Standford señala que 70% de los negocios están preparados para desplegar modelos de trabajo híbrido, mientras que a nivel local 9 de cada 10 empresas planea apostar por estos esquemas durante 2021 y 69% de los empleados mexicanos declara su preferencia por esta decisión.
 
Según el estudio Employee Experience Imperative de ServiceNow, el 65% de los empleados espera tener un enfoque híbrido para balancear las interacciones digitales y presenciales en cuanto sea seguro. En una fuerza laboral cada vez está más distribuida e híbrida, las organizaciones de todas las industrias deben crear experiencias consistentes y transparentes que permiten a los empleados hacer su trabajo más fácilmente.
Para lograr esto, 80% de los líderes empresariales reportan estar trabajando para proveer entornos laborales seguros, implementando algunas medidas, entre las que se encuentran flexibilizar los horarios y reconfigurar las estaciones de trabajo.
 
Del mismo modo, ServiceNow notó incrementos superiores al 45% en la tasa de uso de sus soluciones Safe Workplace y Workplace Service Delivery desde inicios del 2021. De las organizaciones que emplean estas aplicaciones, más del 45% usan Employee Health Screening para asegurar que la salud e integridad personal de los empleados sea una prioridad, mientras que, arriba del 40% usan Workplace Safety Management para permitir que los empleados reserven escritorios a través de herramientas de autoservicio, habilitando entornos confiables con planes predefinidos de sana distancia, asignación de turnos y horarios de desinfección.
 
Tecnológicamente aptos, digitalmente transformados
La reapertura de las oficinas requiere una planificación y ejecución cuidadosas, que vaya de la mano con una mayor agilidad organizacional. Los sistemas y el acceso deben ser fáciles, fluidos y estar disponibles en todos los dispositivos, mientras que los flujos de trabajo digitales ayudan a mantener el foco en los objetivos y son fundamentales para el proceso de adaptación y rediseño operativo de la nueva normalidad.
 
De cara a una nueva era de trabajo híbrido, uno de los paradigmas más importantes es el de hacer de la experiencia del empleado una prioridad de negocio. Frente al proceso de reapertura, este debe ser escalonado y flexible, con una variedad de horarios, espacios y recursos que limiten la colaboración física, pero garanticen el bienestar de las personas. Por esta razón, ServiceNow despliega las siguientes recomendaciones para la habilitación de entornos de trabajo híbrido:
 
  • Fomentar la interacción y comunicación con los empleados.
    • Ofrecer plataformas o interfaces en que puedan concentrar los puntos más importantes y mensajes clave de la estrategia de regreso a las oficinas.
    • Realizar encuestas y sondear el sentimiento de la organización.
    • Utilizar la información recabada para hacer ajustes que hagan más sencilla, cómoda y segura la reincorporación.
  • Automatizar los procesos de reapertura.
    • Generar equipos interdisciplinarios que puedan evaluar el progreso, tomar decisiones y comunicar adecuadamente al resto de la empresa.
    • Adoptar soluciones tecnológicas que permitan tener mayor visibilidad no solo de la operación, sino del estado de salud de los empleados, procesos de contratación, el ingreso al edificio o la programación de reuniones.
  • Desplegar entornos de trabajo seguros.
    • Agendar de manera sistemática servicios de limpieza y sanitización.
    • Intercalar la asistencia de empleados y visitantes.
    • Crear flujos de cumplimiento para garantizar que se cumplen las medidas de sanidad y seguridad.
Conforme el mundo de trabajo se adentra en el futuro híbrido, la cultura empresarial, los procesos operativos y la propia tecnología requieren adaptarse de manera acelerada. En los últimos meses se ha demostrado que las empresas que estén mejor preparadas tecnológicamente podrán desarrollar la resiliencia, flexibilidad y capacidad de innovación necesarias para el mundo post-COVID.

Related Post