#Sísepuede

1838 0

Michael Convey

Director de Convey Publicidad

Sin duda, esta pandemia significa el cambio de una era, espero que sea la de “Sí se puede”.

Ante la drástica transformación que hemos tenido que hacer, veo con cierto gusto que el pensamiento en los negocios y la mercadotecnia está cambiando. Durante años se habló de hacer home office, algunas compañías permitían que algunos de sus colaboradores trabajaran desde casa “una vez” a la semana… hoy sí se puede. Antes, hacer videoconferencias era para casos muy puntuales, no importaba que estuvieras en ciudades diferentes, la mayoría de las veces se solicitaba la presencia… hoy sí se puede. Las herramientas digitales para crear experiencias con los consumidores se habían mantenido en versiones beta o en ideas para el “futuro”… hoy sí se puede.

Los equipos con los que he trabajado en los últimos 7 años (tiempo que tiene de establecida la agencia Convey Publicidad) saben que siempre les doy lata con la misma frase de viejito “no me digas que no se puede, dime cómo sí se puede”. Estamos acostumbrados a contestar rápido y con poco análisis, pero por ahí dicen que “rápido y bien, no ha habido quién”. Este tipo de filosofía está muy ligada a tratar de siempre dar gusto al cliente (aunque ya han salido decenas de artículos donde se destaca que “el cliente siempre pierde la razón”), puede ser que éste sea el dueño de la empresa o sea el consumidor, como agencia de publicidad estamos obligados a dar resultados. NOTA: no digo que lo que diga el cliente es una ley, pero sí debemos hacer todo lo humanamente posible por cumplir con todas sus expectativas.

¿Cómo se logra hacer esto cuando el cliente enloquece? Definitivamente no es con un “eso no se puede”, debe ser con un “sí se puede… tenemos que hacer algunos cambios, pero sí se puede”.

Si aplicamos esta filosofía a la vida, verán que las cosas empiezan a tomar caminos muy diferentes; si su hijo la primera respuesta que recibe es “No se puede”, aprenderá que es la primera mejor solución a todo, aún a las cosas más idealistas es posible ponerle un “sí” por delante: “Quiero ser astronauta -Sí se puede, debes estudiar tal y cual cosa…-”, “Quiero viajar por el mundo -Sí se puede, debes hablar tales idiomas…-”,  “Quiero ser escritor -Sí se puede, debes empezar por escribir diario media cuartilla…”.

Estoy seguro que estamos empezando una nueva época, de todos nosotros depende que sea la del “SÍ SE PUEDE”…

Related Post