Sistemas: ¿cuáles son y cuál es su relación con la Agilidad? #Tecnología

47 0

Los sistemas pueden clasificarse, como David Snowden lo definió en la década de 1980, según su naturaleza, en cuatro diferentes dominios: obvio, complicado, caótico y complejo.

La naturaleza de cada sistema, observada dentro de una organización, se relaciona en gran manera con la forma en la que actúan los líderes, la forma en la que se hace la gestión y también con la forma en la que las personas se relacionan.

Es muy importante comprender la naturaleza del sistema en el cual participamos para buscar cuáles marcos de trabajo (o frameworks) se adaptan mejor al sistema.

Un sistema de naturaleza obvio, por ejemplo, tiene un alto nivel de predictibilidad y comprenderlo es muy fácil. En un sistema como este, los líderes comprenden la necesidad, la categorizan y responden, porque se conoce previamente la solución, teniendo en cuenta que la situación vivida ya sucedió anteriormente. Ejemplo: centro de llamadas. Marco adecuado: “mejores prácticas”.

Un sistema de naturaleza complicado es conocido como el “dominio de los expertos”. En ese dominio, hay gran necesidad de conocimiento especializado, en el que los líderes y expertos comprenden la necesidad, la analizan con base en sus conocimientos y responden. Ejemplo: proyecto de análisis de mejora del desempeño de los servidores en los diferentes lugares de una organización. Marco adecuado: cascada.

Un sistema de naturaleza complejo, según Melanie Mitchell (2011), es aquel en el que sus elementos operan sin un control central, presentando un comportamiento complejo e impredecible, con un sofisticado procesamiento de información y una adaptación mediante aprendizaje o evolución. Ejemplo: cerebro, equipo ágil. Marco: SCRUM.

Un sistema de naturaleza caótico se caracteriza por la impredecibilidad total. No es posible hacer predicciones porque el sistema no lo permite. Ejemplo: emergencia en un hospital, entornos de producción. Marco adecuado: marcos de flujo continuo.

Puede notarse que, en los dominios obvio y complicado, no hay una fuerte adhesión a marcos ágiles, porque la posibilidad de prueba y aprendizaje para la adecuación de prioridades es muy pequeña.

En una organización, nos encontramos con los cuatro tipos de sistemas anteriormente citados. Una jornada de transformación de la agilidad debe considerar la convivencia con todos ellos, usando marcos prescriptivos o ágiles que, de manera integrada, tienen en cuenta a personas que trabajan colaborativamente para lograr objetivos comunes, algo que caracteriza de hecho a una organización ágil.

Related Post