Sobreviviendo al alcoholímetro #Negocios

71 0

SONY DSC

 

Con el incremento de las fiestas, incrementa el tránsito y el consumo de alcohol. Este año la edición decembrina del programa “Conduce sin alcohol” (en vigor desde 2003) tendrá operativos las 24 horas hasta el 7 de enero de 2016. Mejor conocido como el alcoholímetro, este operativo ha reducido los accidentes automovilísticos por consumo de alcohol en la Ciudad de México entre 25%y 30% según datos de la CONADIC.

Durante la temporada navideña las principales medidas preventivas suelen ser evitar conducir cansado y no ingerir bebidas alcohólicas si se va a manejar; pues, en más de una ocasión, el Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (CONAPRA) ha señalado que la velocidad y el consumo de excesivo de alcohol son la principal pareja relacionada a este tipo de catástrofes.

La concentración de alcohol en el aliento se relaciona la de la sangre, por lo que se pueden calcular los niveles de alcohol al proporcionar el alcohol en el aliento con el de la sangre. Utilizando un promedio de 2.100 a 1, o que 2.100 mililitros de aliento alcohólico representan 1 ml en la sangre, se miden los niveles de una persona.

En Carmudi te presentamos los puntos básicos del programa para que “el alcoholímetro” (y los agentes de tránsito) no te tomen desprevenido y desinformado:

  1. La ley

La Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México hace uso de un dispositivo de celda de combustión electroquímica donde las personas hacen la prueba soplando durante algunos segundos a través de una boquilla desechable. Originalmente se indica que en cada retén debe haber policías, médicos y un abogado representante de la comisión de Derechos Humanos; aunque, los dos últimos, no se mencionan en el proceso de la nueva ley de tránsito:

  • Cuando el policía tenga el primer acercamiento debe informar el motivo del retén, identificar a la persona hará la prueba y hacerle una entrevista para identificar síntomas.
  • Un técnico aplicador debe determinar los niveles con el dispositivo y verificar el estado de los conductores en el punto de revisión.
  • Si un vehículo particular rebasa los 0.40 mg/l (0.08% de porcentaje en la sangre) habrá cometido una infracción, mientras que en transporte público no existe tolerancia.
  • El personal de asistencia debe encargarse de que el conductor cumpla los requisitos que se indican en los formatos de reporte.
  • Los policías realizarán el llenado de las boletas de remisión, llamarán a la grúa y trasladarán al infractor el Juzgado Cívico correspondiente.
  1. Las sanciones

Una persona que supera los niveles establecidos, se llevará a un juez cívico (bajo la nueva Ley de Movilidad) sólo podrá darle una sanción administrativa que va de 20 a 36 horas de arresto en “El Torito”. Oficialmente la nueva ley de tránsito no menciona ningún tipo de sanción económica, a diferencia de la original, donde se prevenían multas de casi $3,000.

  1. Tus derechos

A un conductor solo se le debe verificar que lleve las llaves de su auto en la mano al bajarse, que enliste todos tus los objetos de valor y él debe asegurase de que le den los datos de los policías que se llevaron el vehículo, el folio de la infracción para que recoja su auto del depósito vehicular, el número de la grúa que se llevó el coche y la ubicación del depósito donde estará.

Si el conductor va acompañado de una persona en condiciones de conducir el vehículo y le autoriza a llevarse el coche, se le debe entregar del vehículo a dicha persona (después de que también pase el alcoholímetro) y únicamente se le puede pedir su identificación oficial con fotografía, licencia de conducir vigente y el parentesco que tiene con el infractor. Esta persona también tiene que pasar el y si no lo hace se llevarán el auto al depósito que se había asignado.

  1. Tus límites

Finalmente se debe tener en cuenta que el nivel de alcohol en la sangre varía según el género, peso y tiempo desde el que se tomó una bebida. Mientras un hombre de 70 kg poseería aproximadamente 0.115% de alcohol en la sangre de una hora después de haberse tomado 90 mililitros con 40% de concentración de alcohol; una mujer bajo las mismas condiciones presentaría 0.139% de concentración. Después de 3 horas después los niveles la mujer serían de 0.109% y los del hombre de 0.085%.

Los accidentes automovilísticos son un asunto realmente serio: implican la primera causa de muerte en niños de 5 a 9 años y la segunda en personas entre los 10 y los 29 años. Es por eso que el mejor consejo para sobrevivir al alcoholímetro en esta temporada es el básico: No manejes si has consumido alcohol. Actualmente existen muchas opciones para evitar manejar borracho, por lo que arriesgarte realmente no vale la pena.

Valeria Gómez | PR  & Online Marketinghttp://www.carmudi.com.mx/

Related Post