Soluciones Modernas en la Nube brindan Mayor Agilidad a las Empresas Durante las #Crisis

187 0
Escrito por Gunther Barajas, Country Manager Infor México
Las empresas ya estaban encaminadas hacia la nube cuando llegó la pandemia del COVID-19, la cual aceleró la necesidad de contar con mayor agilidad. Esta urgencia para adaptarse a las condiciones cambiantes y lograr contar con una fuerza de trabajo remota acentúa los beneficios de las soluciones en la nube. Sin tener que preocuparse por la infraestructura física del hardware y de la seguridad, las empresas pueden rápidamente implementar soluciones de punta a punta para soportar los grandes cambios del modelo empresarial respondiendo a las presiones del mercado y aprovechando las oportunidades. Las soluciones en la nube son muy demandadas entre las industrias más golpeadas por la pandemia. La innovación es la única táctica para sobrevivir.
Este momento global es una moneda de dos caras. Por un lado, la pandemia ha causado disrupción masiva en las empresas. Por otro, ha brindado a las organizaciones una pausa para evaluar como la tecnología puede ayudarlas en un mundo totalmente diferente al de antes de COVID. En alguna industria ha habido una adopción super acelerada de nueva tecnología.
Problemas Claves 
La gestión de la cadena de suministro es un área que se vio enormemente impactada. Faltas repentinas de alimentos, incluyendo máscaras, desinfectantes de manos y papel higiénico, demostraron la vulnerabilidad de la red tradicional de la cadena de suministro.  Las cocinas comerciales vieron una caída en la demanda. El paso del inventario a las tiendas locales de almacén también resultó difícil.
El sector del retail, también debió enfrentar retos para acomodarse a los compradores que se volcaron a las compras online. Apoyar estos grandes cambios con software antiguo puede ser problemático. Las soluciones tradicionales “on premise” con grandes modificaciones toman mucho tiempo en poder contar con un update y dejó a muchas empresas luchando para poder adaptarse.
Cambio de Prioridades 
Las empresas que aprovechan la tecnología estarán bien posicionadas para aplicar la innovación, las estrategias digitales y el pensamiento centrado en el cliente en sus procesos. Aquellas que no sigan el ritmo de los cambios se quedarán afuera.
Muchas empresas están planificando su recuperación ahora. Vemos organizaciones que cambian las prioridades de su lista de temas pendientes. Están viendo que una implementación en la nube en toda la empresa tiene sentido y que debe ocurrir lo antes posible.
Las soluciones en la nube eliminan mucha carga de las empresas como contar con servidores, la seguridad, el back up y los updates que surgen. El equipo de TI no necesitará más dedicar meses o años para programar los upgrades o agregar mayores funcionalidades.
Las empresas ya no dicen: “¿Porque la nube?”. Ahora están buscando quien puede acompañarlos mejor en este rumbo. Quién puede lograr que funcionen rápidamente en la nube y sin disrupciones.
La necesidad requiere Implementaciones rápidas 
El deseo de un rápido retorno de la inversión (ROI) impulsa a las organizaciones a tomar decisiones audaces, adoptando nueva tecnología. Existen menos programas de prueba y de proyectos engorrosos de testeos previos.
“Los líderes empresariales dicen que han logrado en 10 días lo que antes les hubiese tomado 10 meses,” afirma Kate Smaje, socia senior y colíder global en McKinsey Digital. “Este tipo de velocidad es lo que está disparando una ola de innovación como nunca hemos visto”. 
Un modelo de implementación ágil debe ser 60-30-10 para cumplir con la demanda de implementaciones rápidas. Este modelo implica que el 60 por ciento de la funcionalidad debe adoptarse “out of the box” y el 30 por ciento por medio de funciones específicas para el sector ya incluida en el software. Queda solo un 10 por ciento que son los verdaderos diferenciadores de cada organización que deben ser customizados. Con este tipo de implementación las empresas logran una implementación más fácil y mayor rapidez para lograr valor.
En un cambio de mentalidad, y un cambio de estrategia. Las organizaciones deben reconocer el valor de ciclos más cortos y de modernizar sus funcionalidades en forma regular, en lugar de hacer grandes upgrades cada 10 años. Los ejecutivos son frecuentemente los primeros en ver que las modificaciones tienden a hacer el progreso futuro más lento y que se deben evitar en lo posible.
Una cuestión de resiliencia
Existe también la preocupación global de lo que ocurre en el negocio en forma integral. Las organizaciones se preocupan más de la sustentabilidad y de la resiliencia, y esto continuará después de la pandemia. Las grandes empresas son frecuentemente las mejores equipadas para adaptarse, y las empresas más pequeñas son las golpeadas con más fuerza, creando una disparidad aún mayor.
La brecha entre los que se adaptan y los que no lo hacen se continuará agrandando en la medida que vuelven los gastos de los consumidores, los viajes y las actividades presenciales, dicen los expertos.
La innovación ha sido un salvavidas económico. Las empresas están usando soluciones EAM para la gestión de los activos físicos para ayudar a crear ambientes de trabajo seguros. Las empresas de manufactura utilizan soluciones ERP en la nube para ayudar en las operaciones debido a las disrupciones de la cadena de suministro. Las tiendas de retail se están pasando a modelos online. Los restaurantes están transformando sus estacionamientos en lugares donde instalan mesas considerando el distanciamiento social. Las empresas de servicio se vuelcan a las ofertas virtuales. Y las instalaciones de salud están transformando el caos en planes para crear relaciones y crecimiento a largo plazo. El software ayuda a realizar este tipo de innovaciones, y resolver problemas que surgen. La implementación en la nube significa que estos cambios ocurran en forma remota y rápida.
Como ejemplo podemos mencionar que la empresa de manufactura de neumáticos más grande del mundo tenía como objetivo pasarse a la nube para facilitar el negocio transformando las relaciones y transacciones con sus clientes. Las soluciones en la nube ayudaron a la organización a optimizar su experiencia con las empresas OEM de manufactura equipos originales y mejorar las tareas diarias para los empleados eliminando las tareas de poco valor. Estas soluciones también hacen que los datos sean más confiables y accesibles impulsando las operaciones y simplificando los procesos. La nube ha ayudado a las empresas a cumplir con los objetivos y requisitos claves, desarrollando conectividad entre las operaciones como nunca, y puede mantenerse ágil y moderna con updates fáciles de las soluciones.
¿Como será el futuro?
Un reporte reciente de McKinsey menciona, “El proceso de planeamiento financiero para el 2021 presenta una oportunidad para transformar las lecciones aprendidas de la pandemia COVID-19 en un ejercicio duradero vinculando la estrategia para lograr mayor valor”.
Ahora, en la medida que los líderes miran hacia el nuevo año y más allá, se preguntan: “¿Como hacemos para continuar con estas mejoras? ¿Cómo hacemos para aprovechar lo bueno que hemos aprendido y ponerlo en práctica luego de la pandemia, y asegurarnos que queda plasmado en todo lo que hacemos de ahora en más?”
Las soluciones modernas en la nube brindan un rumbo directo a la agilidad, Y trabajar con una empresa de tecnología con la misma visión y el mismo compromiso con el éxito del negocio es un paso enorme en la dirección correcta.

Related Post