Tabasco crece y se potencializa como una entidad de vanguardia #Negocios

174 0

Desde el inicio de su Gobierno, el Lic. Arturo Núñez Jiménez, Gobernador del Estado de Tabasco, planteó tres líneas estratégicas para el desarrollo económico de Tabasco: 1) Recuperar el campo, la agroindustria y el turismo; 2) Replantear la relación con PEMEX y el resto de la industria de hidrocarburos, de modo que la tratemos como socio y cliente; y 3) Consolidar una nueva economía, basada en el conocimiento especializado, en la ciencia y la tecnología.

A partir de esta visión, desde la Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo (SDET), nos propusimos trabajar en conjunto con la iniciativa privada y con la sociedad tabasqueña en torno a tres ámbitos de acción: 1) crear condiciones para que la economía funcione mejor, por ejemplo, facilitar los trámites relacionados con abrir y operar negocios; 2) fortalecer la base de la economía, esto es, las MIPYMES que generan la mayor parte del empleo; y 3) instrumentar proyectos de impacto grande o multiplicador, como el nuevo Puerto Frontera, la planta de cogeneración de electricidad y vapor de Nuevo PEMEX o el nuevo Centro de Convenciones.

A la fecha, a pesar del difícil entorno al que nos enfrentamos al inicio de esta administración, el trabajo en equipo de empresas y gobiernos ha dado resultados en el sector económico.

De 2013 a la fecha, hemos invertido en mercados públicos, que son centros de abasto, pero también puntos de encuentro de la comunidad y potenciales atractivos turísticos. En Centla, se están invirtiendo más de 30 millones de pesos para restaurar la antigua aduana y convertirla en un museo digno del turismo local, nacional e internacional. En la región Usumacinta, creamos y  estamos consolidando el Festival del Queso Artesanal. En el sur, en La Sierra, invertimos en el Pueblo Mágico de Tapijulapa, en el parque natural Villa Luz y otros sitios turísticos.

En varias partes de la entidad, incluyendo municipios de La Chontalpa, avanzan importantes proyectos forestales, agroindustriales y petroleros; uno de ellos, forestal, significa una inversión superior a 150 millones de dólares. Continuamos con la mejora el Centro Histórico de la Antigua Villa de San Juan Bautista, Villahermosa. Hemos fortalecido el Festival del Chocolate y nuestra Feria Tabasco.

Además, hemos implementado una nueva política económica en Tabasco, la cual no es únicamente un conjunto articulado de objetivos, metas, estrategias y acciones, sino que implica un cambio significativo del rol del gobierno.

El gobierno ha dejado su papel usual, pasivo o reactivo; ahora, actúa como inversionista, buscando que los recursos públicos se multipliquen para llevar mayores oportunidades de negocios a los tabasqueños. Esto nos ha llevado a invertir recursos en proyectos de infraestructura, ciencia y tecnología, que generarán recursos y empleo.  El Portafolio de Negocios Tabasco, PNT, es buen reflejo de ello. Su fase de planeación y programación ha concluido satisfactoriamente y, ahora, entramos a la fase franca de ejecución.

Un ejemplo es el Centro de Transferencia Tecnológica para el Sector Energético de Tabasco (CETTSET), inaugurado el pasado 7 de diciembre de 2015. Este Centro servirá no sólo como un lugar donde los empresarios tabasqueños encuentren las herramientas e instrumentos que requieren para ser competitivos en la nueva industria energética nacional, sino, también, como un entorno ideal en el que emprendedores tabasqueños se inspiren y crezcan.

Así mismo, el Gobierno de Tabasco, en conjunto con el CONACYT, invierten en más infraestructura para el desarrollo industrial: la nueva sede del CIATEQ, un centro líder en tecnologías avanzadas; un nuevo centro sobre transportación y logística; la semilla de un centro de agro, nano, biotecnología; un instituto de formación de capital humano para el sector energético, y un proyecto sobre energía renovable. La inversión es superior a los 200 millones de pesos e iniciará este año, 2016.

Todos los proyectos que ha generado el gobierno se encuentran a disposición de cualquier tabasqueño interesado en crear una empresa, mantenerla o explorar oportunidades laborales.

Es claro que debemos acelerar y consolidar; la base es firme, pero debemos demostrar que lo hecho hasta ahora ha sido un esfuerzo efectivo para construir bienestar para los próximos años.

Por ello, la SDET trabajará intensamente para que más tabasqueños conozcan y aprovechen las oportunidades que estamos construyendo, así como para que se distribuyan con justicia los beneficios que generan los proyectos y programas a su cargo.

Durante los próximos tres años, en equipo, el sector privado y los gobiernos seguiremos trabajando de manera coordinada para llevar más oportunidades de desarrollo al mayor número posible de tabasqueños, incluso, en comunidades apartadas. Parte central de la agenda será el impulso a empresas sociales, especialmente en los sectores agroindustriales, de alimentos, turismo y servicios de apoyo a negocios. De este modo, contribuiremos al crecimiento económico y a fortalecer el capital social de nuestro estado, el sentido de comunidad, la identidad del tabasqueño, el orgullo por nuestra tierra. Así, entre todos, lograremos la renovación de la esperanza a la que se ha referido nuestro Gobernador, Don Arturo Núñez Jiménez.

Contacto de prensa:

Karla Campos

Related Post