Tecnológicas, reinas en tiempos de crisis #Notadeautor

127 0

La innovación a través de los servicios digitales impulsa el crecimiento de las empresas tecnológicas. Este año, la contingencia sanitaria puso en jaque a muchas empresas que no se habían subido a la ola digital, pero, en contraste, también impulsó a compañías que ya navegaban por el mundo del comercio electrónico, del entretenimiento por streaming, del Internet de las cosas y de la ciencia de datos.

Hoy, las marcas de tecnología suman un valor de $1.8 trillón de dólares, un crecimiento del 10% para colocarse en el segundo lugar por categoría en el ranking global BrandZ de la agencia de investigación de mercados, Kantar.

Dentro de los nuevos hallazgos, Microsoft superó a Google y se convirtió en la tercera marca más valiosa del Top 100, con un valor de $326,544 millones de dólares. Esto se debió a un cambio estratégico en los servicios basados en suscripción y al crecimiento en su ecosistema workplace que incorpora Office365 y Microsoft Teams. Plataformas que, ahora con la contingencia, cobraron mayor relevancia.

Según refleja el ranking 2020 del BrandZ, Apple se lleva la corona en cuanto a valor de marca en la categoría. Con $352,206 millones de dólares y un crecimiento del 14%, en comparación con el año pasado, la marca de la manzana lleva la delantera.

Es un hecho que la innovación a través de los servicios digitales impulsa el crecimiento. China es un buen referente de ello. El gigante de servicios de Internet, Tencent, creció 15% en el último año, gracias a su estrategia digital volcada sobre su gama de oferta en redes sociales, sitios web, e-commerce, desarrollo y distribución de videojuegos y servicios de mensajería instantánea.

Algo similar ocurre con Facebook. La quinta marca tecnológica ha sabido conectar con los usuarios, gracias a su plataforma, que comenzó siendo una página para los universitarios de Harvard. La compañía de Mark Zuckerberg se anticipó al “nuevo normal” que trajo el COVID-19 al lanzar Messenger Rooms, una función de chat que permite conversaciones hasta para 50 personas en un mismo lugar.

Sin duda las marcas tecnológicas han adoptado una estrategia que los ha visto expandirse de dispositivos a servicios, buscando oportunidades negocio y de consumo. Los dispositivos y servicios portátiles de Apple generaron ganancias por ingresos, mientras que su servicio de transmisión por suscripción, Apple TV+, lo ha llevado a un nuevo territorio en el cual compite con nombres ya establecidos como Netflix y Amazon Prime, y nuevos jugadores como Disney+.

Por otro lado, a medida que los dispositivos y servicios tecnológicos se han vuelto más integrales en la vida de las personas, incrementa la necesidad de confianza. Facebook comenzó el proceso de integración de sus funciones de WhatsApp, Instagram y Facebook Messenger para establecer un control más centralizado sobre la confiabilidad y la protección de la privacidad.

Apple, en cambio, abordó el asunto directamente en un anuncio del Super Bowl, promoviendo el respeto por la privacidad como un atributo importante para la marca, mientras que Google adoptó un enfoque diferente también por medio de un comercial durante el mismo evento deportivo, con una muestra emocional de cómo los datos personales, transformados por la Inteligencia Artificial (IA) pueden enriquecer la vida.

Con el crecimiento en el uso de plataformas digitales, del comercio electrónico y de las transacciones en la esfera digital, no sólo quedó demostrado que las reinas en tiempos de crisis son las tecnológicas. También se puso sobre la mesa que estas empresas tienen retos que asumir para continuar viento en popa con su buen desempeño. Uno de ellos es reforzar sus sistemas de seguridad para evitar ciberataques o fraudes.

De ello dependerá que los usuarios las elijan sobre otras marcas. Pues la clave no sólo está en ofrecer una gran experiencia, sino en garantizar a los usuarios la seguridad de su información en cada paso del journey.

Related Post