Tendencias mundiales en los #espaciosdetrabajo en 2020

345 0
El entorno laboral se encuentra en constante transformación, pues vivimos en una era en la que diferentes generaciones trabajan y se desenvuelven en un mismo espacio, lo que obliga a las empresas a innovar en las maneras de colaborar y motivar a su talento. 
 
A lo anterior se suma la situación que se vive a nivel mundial, que exigió modificar las estrategias laborales y esquemas de colaboración en las organizaciones, con el objetivo de adaptarse y otorgar las mejores oportunidades a sus empleados, a pesar de las circunstancias. 
 
El bienestar laboral, enfocado en la salud física, mental y financiera, es clave para que los colaboradores alcancen un nivel óptimo de productividad, se sientan más felices, se preocupen por la operación del negocio y estén satisfechos con su papel en la empresa, no solo durante tiempo de crisis, sino a largo plazo para tener un impacto positivo, pues existen muchas prácticas que llegaron para quedarse y se requerirá apertura, tanto de los empleadores como de los empleados. 
 
Algunas de las prestaciones que se están implementando para retener al talento y lograr una mejor operación del negocio son:
 
Trabajo flexible
El home office era uno de los beneficios que más atraía a las personas que se encontraban en busca de trabajo; sin embargo, a raíz de la pandemia, el trabajar desde casa se convirtió en una necesidad que muy probablemente llegó para quedarse. De acuerdo con un análisis realizado por KPMG, 69% de las empresas a nivel global reducirán sus espacios físicos de trabajo.
 
Sin embargo, los trabajadores buscan un balance entre su vida laboral y personal, por lo que otorgar flexibilidad laboral los hace sentir más productivos, sin importar la hora o el lugar en el que se encuentren. Para implementar flexibilidad laboral dentro de tu empresa, es necesario tener una comunicación constante entre los jefes y los empleados, con el fin de asegurar que las actividades de cada uno se lleven a cabo de la mejor manera y se esté llegando a los resultados esperados. 
 
Mayor bienestar psicosocial y emocional
El recurso más importante para un centro de trabajo es su personal; por ello, un factor que se debe tomar en cuenta es que su entorno psicosocial sea idóneo para que realicen sus actividades correctamente, sin distracciones. 
 
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión y la ansiedad cuestan a la economía mundial un billón de dólares por pérdida de productividad cada año.[1]
 
Actualmente ya existen iniciativas, como Vivir Bien de Sodexo Beneficios e Incentivos México, que ofrecen atención médica, legal, psicológica, nutricional, económica y veterinaria, con el objetivo de que, al tener resueltos estos aspectos, dejen de influir en la vida profesional de las personas, y generar propuestas paraatender de forma oportuna las situaciones que se puedan presentar como consecuencia del entorno laboral.  
 
Apoyo para impulsar su preparación
Los cambios económicos están sucediendo muy rápido en el mundo; por lo que cualquier empresa, sin importar su tamaño, tiene que estar lista para ello. De igual modo, su personal debe estar por encima de la competencia. 
 
Lo anterior solo se logra si la gente está bien preparada y cuenta con habilidades para resolver problemas. Es importante que se ofrezca al capital humano capacitaciones, talleres o apoyos para adquirir nuevos conocimientos y aptitudes.
 
Mejorar la comunicación organizacional
La cultura laboral se transformó y las empresas requieren tener equipos más sólidos y colaborativos; la comunicación juega un rol muy importante para obtener mejores resultados en conjunto. 
 
Las áreas de recursos humanos deberán trabajar en programas de retroalimentación para identificar acciones que se deben realizar para mejorar, tanto en la operación como en el cuidado y el bienestar de los empleados; el conocer las necesidades puntuales de cada empleado logrará resiliencia y mayor productividad.
 
Todo indica que a partir de 2021 entrará en vigor la Ley en materia de home office, la cual obliga a las empresas a otorgar herramientas para que lleven a cabo sus actividades a distancia de forma óptima. Las organizaciones están a muy buen tiempo para responder rápidamente ante la crisis, sean innovadoras y busquen el bien común desde este momento.

Related Post