Transformación digital con #sentidoambiental

653 0
Por: Esther Riveroll, directora general de Alldatum Business
 
Desde hace algunos años las compañías se han preocupado porque sus procesos y operaciones causen el menor impacto posible al medio ambiente, ya que según el estudio “Perspectivas de la Alta Dirección en México 2020” de la consultora KPMG, la competitividad, la inversión en tecnología, la innovación y la transformación digital son los principales objetivos para la sostenibilidad y la rentabilidad de los negocios. Sin duda estos aspectos contribuyen a disminuir el impacto ambiental.
 
La desaparición de documentos físicos, su digitalización y el uso de plataformas de gestión documental, han favorecido la reducción del consumo de papel y otros insumos como tintas y tóner, lo que ha llevado a reducir costos. Además, digitalizar los espacios de trabajo y procesos laborales ofrece grandes beneficios como modelos de colaboración más ágiles, flexibles y eficientes que optimizan los recursos e insumos, aminorando el impacto negativo al planeta.
 
Actualmente es necesario ser un buen ciudadano corporativo, perfil que destaca a empresas comprometidas y conectadas con el medio ambiente, su entorno y su comunidad. En pleno siglo XXI, cuando somos más conscientes que nunca de la necesidad de cuidar nuestro planeta, no hay pretextos para no hacerlo, por lo que una correcta estrategia de transformación digital toma en cuenta nuestro impacto ambiental.
 
En este sentido, la transformación digital se convirtió en una prioridad de todas las industrias, realidad que, en la mayoría de los casos, se aceleró en cuestión de meses debido a la pandemia por COVID-19, por lo que las empresas ya están aplicando sus estrategias de digitalización con el objetivo de adaptarse a las nuevas formas de trabajo, convivencia y colaboración de manera sostenible.
 
Los avances tecnológicos no solo nos han permitido mejorar la calidad de vida de las personas, más allá de los recursos económicos y sociales, sino un desarrollo global sustentable, en el que la tecnología permite una mejora de la eficiencia energética y una gestión inteligente de los recursos como agua, luz, gas, minerales, entre otros.
 
Un ejemplo de cómo la tecnología facilita el cuidado ambiental son las “smart cities”, un tipo de desarrollo urbano, basado en la sostenibilidad y plataformas TI como el Internet de las Cosas, la nube, Redes Móviles como WiFi y 5G, Big Data, Analítica de Datos y Big Data, entre otras, que es capaz de responder adecuadamente a las necesidades básicas de instituciones, compañías y ciudadanos en el contexto económico, así como aspectos operativos, sociales y ambientales.
 
El camino hacia el cambio va mucho más allá de la simple implantación de tecnologías disruptivas, por lo que la transformación digital va acompañada de un modo de pensar revolucionario e innovador con una mayor conciencia ecológica, integración de sistemas de trabajo más sostenibles y uso de una mayor gama de materiales eco friendly.
 
Sin duda cobran gran relevancia las palabras de Muthar Kent, Chairman y CEO Coca-Cola: “Hoy en día, naciones, empresas e instituciones de todo el mundo buscan la fórmula para el crecimiento. Una gran parte de la solución está en la innovación sustentable”. Y tú, ¿ya iniciaste tu camino hacia la digitalización de manera sustentable?

Related Post