Tras la pandemia, la #educación en línea seguirá en ascenso

152 0

A más de un año de que el mundo se haya puesto en cuarentena, situación que afortunadamente poco a poco retoma su normalidad en México, uno de los cambios más radicales en la manera de hacer las cosas fue la educación: se vaciaron las aulas para dar paso a plataformas digitales, en las que la presencia física entre docentes y estudiantado dejó de ser la premisa.

Al respecto, cabe señalar las diferencias entre educación en línea, virtual, a distancia y remota de emergencia; pues dichos términos se suelen usar como sinónimos cuando cada uno tiene sus particularidades. De acuerdo con el Tec de Monterrey:

  • Educación en línea. Es en la que los profesores y estudiantes participan e interactúan en un entorno digital, a través de recursos tecnológicos vía internet en tiempo real, donde todos deben coincidir en horarios para cada sesión.
  • Educación virtual. Aunque también requiere un dispositivo (computadora, tableta o smartphone), conexión a internet y el uso de una plataforma multimedia; a diferencia del modelo anterior, la enseñanza virtual puede funcionar asincrónicamente, lo que significa que los docentes no tienen que coincidir necesariamente en horarios con los alumnos.
  • Educación a distancia. Dependiendo de la institución escolar, puede combinar sesiones presenciales y virtuales. En este caso, los alumnos controlan el tiempo, espacio y ritmo de su aprendizaje, ya que no es necesario el acceso a internet; y los recursos son más físicos que digitales, como cuadernos, plumas, memorias USB, CDs, etcétera. Aquí entran los viejos cursos que se ofrecían por correo postal.
  • Educación remota de emergencia. El término más reciente del grupo, adoptado a raíz de la emergencia sanitaria del 2020. Partiendo de un proceso de adaptación complejo en tiempos muy cortos, su objetivo es trasladar los cursos que se habían estado impartiendo presencialmente a un aula remota, virtual, a distancia o en línea.

A decir de Abraham González, Gerente de Marketing para México y Estados Unidos de EF English Live, la escuela de inglés en línea más grande del mundo y que ha dedicado 25 años a esta modalidad de enseñanza: “Hasta antes de la pandemia, los esfuerzos del e-learning sólo tenían una función: que los alumnos accedieran a ciertos materiales educativos. Sin embargo, ahora vivimos un boom de clases online y se calcula que 1,200 millones de estudiantes de todos los grados, a nivel mundial, han cambiado súbitamente las lecciones presenciales por modelos donde la tecnología es clave. Algunas organizaciones ya dominábamos las relativamente nuevas plataformas, pero hay muchas otras que han tenido que trabajar a marchas forzadas para seguir cumpliendo sus objetivos pedagógicos”.

Un modelo atractivo que ha desplegado todas sus ventajas

Sea para aprender algún idioma, tomar un postgrado o cursar cualquier programa en sí, en el caso de las instituciones privadas la enseñanza en línea ya era atractiva desde antes de la pandemia, debido al costo competitivo de los cursos, con la ventaja de que se puede acceder a las lecciones en cualquier momento y sin importar la ubicación geográfica, siempre y cuando exista conexión a internet.

En el caso del inglés, por ejemplo, llama la atención que en el 2015 Uruguay implementó un ambicioso plan para elevar el dominio del inglés a nivel nacional, por lo que invirtió en tecnología educativa para que la lengua se enseñase remotamente en escuelas públicas de nivel básico que no tenían maestros calificados in situ. Los resultados: cerca del 80% de los estudiantes que concluyen la primaria tienen una calificación de nivel A2 o superior en el idioma, lo que se traduce en dominar sus fundamentos básicos y poder comunicar ideas sencillas, suficiente para hacer turismo en países angloparlantes y entablar relaciones sociales con sus habitantes.

Ahora que el nivel de contagios de Covid-19 ha descendido en nuestro país, las autoridades preparan el inminente regreso a las aulas, aunque todavía hay ciertas resistencias. Independientemente de la fecha en que por fin chicos y grandes puedan volver al salón de clases, hay algo que sin duda se mantendrá a la alza luego de que millones de personas han probado sus beneficios: la enseñanza online.

Related Post