Tus compañeros de trabajo indirectos: los gérmenes #Tecnologia

165 0

En la superficie de un smartphone hay más de 25 mil gérmenes por cada pulgada cuadrada y las manos de los oficinistas entran en contacto con cerca de 10 millones de bacterias al día. Estas cifras extraídas de un estudio de la Universidad de Arizona que le pueden erizar la piel a cualquier misófobo parecen no tan alarmantes si consideramos que el cuerpo humano aloja a cerca de 100 billones de bacterias diariamente y no todas son dañinas. Sin embargo, es un hecho que, con los cambios de estación y las condiciones climatológicas atípicas, las enfermedades están a la orden del día y las oficinas deben procurar el bienestar y salud de sus empleados.

Conforme evolucionan los espacios de trabajo para ser más abiertos, colaborativos y móviles, el riesgo silencioso de que hongos y bacterias encuentren el hábitat perfecto en las oficinas crece.

“Cuando compartimos escritorios, compartimos gérmenes”, asegura Michael Taylor, investigador de WorkSpace Futures de Steelcase, líder mundial en mobiliario para entornos laborales. “Lavarse las manos y limpiar las superficies es una manera de combatirlo, pero no pasa con la frecuencia necesaria”, agrega.

Los datos alrededor de la higiene de los espacios laborales no deben ser un factor de pánico, sino un motivador para una política laboral proactiva centrada en crear consciencia del entorno y cuidar el bienestar de los colaboradores, así como buscar alternativas que aprovechan la tecnología y el diseño para contrarrestar la proliferación de gérmenes.

Además de productos y buenas prácticas de limpieza e higiene, investigadores y diseñadores han realizado una labor importante para adaptar los espacios laborales a la cambiante naturaleza del trabajo. La tecnología y soluciones de los entornos laborales también deben adaptarse para sumarse a las políticas de higiene de las empresas considerando que 80% de las infecciones se pueden transmitir por contacto.

Algunas de las tecnologías que se han desarrollado se enfocan en crear componentes antimicrobianos en las áreas que son más tocadas, como los bordes, puntos de acceso para tomas de corrientes o conexiones, así como los instrumentos de ajuste de altura en sillas y mesas. La empresa NanoBioMatters desarrolló la tecnología de BactiBlock, la cual fue implementada por Steelcase en diseños como Ology y recurre a iones de plata incorporados con arcilla modificada que impide el crecimiento de bacterias, moho, hongos y otros microorganismos.

Related Post