Una nueva colaboración para un nuevo mundo del #trabajo

143 0

Juan Manuel Gómez, Vicepresidente de Citrix Latinoamérica y El Caribe

Cuando el contexto que nos rodea cambia significativamente, en algún momento nos damos cuenta que nos toca reaprender. Seguramente escucharon esta palabra con más frecuencia estos últimos años; reaprender tiene que ver con volver a aprender algo que ya sabíamos, pero esta vez desde una perspectiva distinta. En 2019 y más atrás nadie se cuestionaba la forma de colaborar en sus trabajos, todos sabíamos hacerlo. Pero hoy la colaboración con nuestros equipos tiene otras reglas y otros medios, y gran parte de ese cambio está relacionado con que la forma en la que se trabaja ya no es la misma.

Antes la única forma de colaborar era en la oficina, cara a cara. Nos poníamos de acuerdo con nuestros pares café de por medio, teníamos reuniones semanales de todo el equipo y sesiones de brainstorming, entre otras instancias. Durante la pandemia nos revisamos y pasamos de pensar “esa reunión en persona pudo ser una video llamada” a “esa video llamada pudo haber sido un email”. Hoy el trabajo híbrido nos invita a reaprender a colaborar, ¿Pero cuál es la mejor forma? ¿Qué se necesita para colaborar de forma efectiva?

Las Universidades de Standford y Columbia reunieron a 1490 personas de 5 países y probaron distintos tipos de colaboración (presencial o virtual) con diferentes objetivos a lograr y llegaron a la conclusión de que la colaboración cara a cara favorece la innovación y la creación de ideas. Pero en otros trabajos colaborativos la interacción virtual no perjudica el alcance de los resultados, de hecho la misma condición virtual beneficia la consecución de los objetivos.

Esto nos lleva a pensar que aunque el trabajo remoto ha permitido mantener los niveles de productividad y resolver el trabajo desde casa, las interacciones cara a cara siguen siendo relevantes. De hecho el estudio “Work Rebalanced” realizado por Citrix en 8 países arrojó que el 63% de los líderes empresariales y el 69% de los empleados afirman que las interacciones en persona son esenciales para el bienestar emocional. En este sentido, el trabajo hibrido combina lo mejor de los dos mundos. Quizás eso explique por qué el 71% de los trabajadores híbridos dicen que tienen un vínculo emocional fuerte con su equipo y los colegas más cercanos, lo que los motiva a esforzarse más, en comparación con el 63% de los trabajadores presenciales y el 60% de los remotos.

Para que la colaboración efectiva suceda en este escenario híbrido, la tecnología es una herramienta vital. Ya sea desde sus casas o en la oficina, los empleados necesitan tener acceso constante, confiable y seguro a todos los recursos necesarios para ser productivos en cualquier dispositivo o ubicación. Esto permitirá lograr una buena experiencia de trabajo a través de los distintos lugares favoreciendo la productividad y la innovación, eliminando sesgos de proximidad y brechas digitales entre los empleados. En este sentido, el estudio también muestra que las empresas de tecnología se destacan en la colaboración híbrida, el 70 % de los empleados de empresas de tecnología aseguran que el trabajo híbrido no ha afectado su capacidad para colaborar de manera efectiva, en comparación con el 56% correspondiente a otros sectores. Incluso, el 79% ciento de los empleados de empresas de TI están de acuerdo en que la tecnología está impulsando la innovación en este nuevo mundo de trabajo híbrido.

Estamos en un proceso de cambio de la realidad laboral donde el trabajo híbrido se posiciona cada vez más como una modalidad superadora. Por eso es importante olvidarnos de todo lo que creíamos que sabíamos sobre colaboración y reaprender, crear nuevos métodos y formas que permitan colaborar de forma exitosa pero que también estén alineadas a las expectativas de trabajo de los talentos de las compañías y los objetivos que deben alcanzar.

Related Post