¿Vender a través de las #redessociales o tener una tienda online?

167 0
En un mundo digital como en el que vivimos hoy en día, los emprendedores tienen acceso a una gran variedad de herramientas que les ayudan a hacer crecer su negocio e incluso a montar uno completamente desde cero en Internet. De hecho, según la Encuesta de Emprendimiento 2022 de GoDaddy, del total de encuestados, el 26% son negocios 100% digitales, algo impensable hace unos años.[1]

En la aventura digital de emprendedores y pequeños negocios, las redes sociales son muy útiles para generar lealtad en los clientes y llegar a otros posibles compradores. En México, existen 90 millones de usuarios de redes sociales, por lo que es claro que un negocio debe tener presencia en estas plataformas.[2] De hecho, éstas son casi siempre la primera apuesta de los emprendedores cuando piensan en un negocio en línea gracias a su practicidad. Sin embargo, es muy recomendable que éstas vayan acompañadas y apoyadas por un sitio web y una tienda online para que el negocio alcance su mayor potencial. GoDaddy te cuenta por qué.

Las redes sociales son ideales para establecer conexiones, pero ¿son la única forma de vender?

En primer lugar, estar en las redes sociales para cualquier empresa es esencial hoy en día para ayudar a desarrollar su marca y generar tráfico en plataformas como Facebook, Instagram o TikTok, así como para llegar a un gran número de personas y dar a conocer sus productos o servicios. Asimismo, es a través de los contenidos en las redes sociales como los negocios generan fidelidad con sus clientes y les hacen sentir parte de la marca; es donde se desarrollan las conversaciones y los vínculos sociales.

El área de oportunidad para los emprendedores se encuentra cuando pretenden utilizar las funciones de tienda dentro de las redes sociales como único punto de venta. Esto conlleva algunas complicaciones, sobre todo porque las opciones más avanzadas de las tiendas en redes sociales requieren un sitio web a la que redirigir a todos los clientes que deseen realizar una compra. Además, puede generar desconfianza en los potenciales compradores si la empresa no dispone de un dominio web profesional.

Si alguien está interesado en encontrar un producto o servicio, lo primero que hará será buscarlo en Internet, y al no contar con un sitio web, es probable que no encuentren tu negocio llevando a que se pierdan clientes potenciales. Según el informe Digital 2023 México de Meltwater, el 57% de los internautas navegan por la red en busca de productos y marcas.[3] Contar con un sitio web, y una tienda en línea (cuando aplique al tipo de negocio), que refleje tu propia marca en el nombre del dominio, no sólo te permitirá llegar al mayor número de personas posible, sino que también ayudará a crear mayor credibilidad para tu negocio.

Disponibilidad 24/7 con una tienda en línea

Otra ventaja de complementar las redes sociales con una tienda online es que se pueden recibir ventas desde dentro del país o a nivel internacional las 24 horas del día, por lo que el contacto entre vendedor y comprador ya no es el único método para realizar una venta. Con esto, los clientes podrán utilizar las redes sociales y las aplicaciones de mensajería para conectar contigo y resolver dudas o cuestiones concretas, pero no para llevar a cabo todo el proceso de compra. Además, se pueden integrar diferentes métodos de pago para mejorar la experiencia tanto de los clientes como de los emprendedores, lo que permitirá a las pequeñas y medianas empresas competir con los grandes del mercado.

Esto no sería posible sin un alojamiento web. El web hosting te permite almacenar todos los datos de tu sitio web y publicarlos en Internet para que esté en línea las 24 horas del día. Los proveedores de web hosting ofrecen la tecnología y los recursos necesarios para que tu sitio web esté siempre disponible. Además, algunos proveedores pueden ofrecer planes de alojamiento con funciones de seguridad incorporadas, como certificados SSL y copias de seguridad del sitio web.

Fácil conexión entre las redes sociales y una tienda en línea

Desde hace varios años, es posible vincular las redes sociales a una tienda online desde el propio sitio web. Sin embargo, resultaba complicado añadir el enlace al sitio web en las redes sociales de forma sencilla y amigable sin dejar fuera otros sitios de interés para los emprendedores.

Hoy en día, se ha vuelto muy común escuchar o leer la expresión “Link in Bio”, que se refiere a que un usuario de redes sociales coloca un enlace en su biografía en el que las personas pueden hacer clic para visitar un micrositio que agrupa los enlaces a otros de sus canales en Internet. En el caso de los emprendedores, estos enlaces pueden dirigir al sitio web del negocio, una tienda en línea, un blog, una página de registro, una app de mensajería u otras redes sociales, entre otros. Esta lista de enlaces puede crearse fácilmente con herramientas como GoDaddy Studio, que ofrece la función de forma gratuita.

Esto facilita que un emprendedor refuerce su estrategia omnicanal, ya que esta función permite a los clientes habituales o potenciales interactuar fácilmente con todos los canales o activos digitales de un negocio, y navegar fácilmente entre ellos.

En resumen, las redes sociales son una herramienta muy poderosa para crear valor para una marca; sin embargo, estos canales por sí solos no pueden proporcionar a una pequeña empresa todas las soluciones que necesita. Una tienda online es necesaria para sacar el máximo provecho a los medios sociales, de modo que un negocio pueda llegar a más gente y, al mismo tiempo, darle más credibilidad. Ambas pueden funcionar de forma independiente, con sus respectivos matices, pero si se utilizan en conjunto y se complementan pueden ayudar a que un negocio tenga éxito y crezca más rápido.

Related Post

Verified by MonsterInsights