#Volversedigital la clave para mantenerse vigentes

236 0

Hasta hace algunos años pensar que una compañía permitiera a sus colaboradores trabajar desde casa era sencillamente algo impensable. Sin embargo, a medida que las tecnologías de información avanzaron y junto con ellas la soluciones de colaborar y compartir archivos desde cualquier lugar, la idea de trabajo remoto poco a poco comenzó a hacerse presente.

No fue sino hasta hace un par de años que el concepto de trabajo remoto comenzó a dejar de ser solo una idea para convertirse en una práctica disruptiva que imprimiera un dinamismo distinto a las organizaciones, convirtiendo así esta flexibilidad laboral en una especie de valor agregado para los colaboradores. Sin embargo, con la llegada la pandemia por Covid-19 el home office dejó de ser opción para convertirse en una prioridad, dando nuevamente un giro a este tema acelerando con ello su adopción y por consiguiente impulsó también la implementación de tecnologías que también hasta hace unos años eran difícil que los CIO consideraran adoptar.

Tan solo el sector salud fue un claro ejemplo que nos permitió ver como la cantidad de pacientes que ingresaban por hora a un hospital, así como la captura de su información requerían el uso de una tecnología que permitiera no solo agilizar este proceso sino también reducir al mínimo los errores por captura manual de datos tan sensibles como nombre, diagnóstico, alergias, padecimientos, por mencionar algunos y que adicionalmente a esto toda esta meta data pudiera concentrarse adecuadamente para ser interpretada por el personal.

Lo cierto es que no todas las crisis son necesariamente destructivas o negativas para una sociedad. Si bien es real que no podemos dejar de lado lo lamentable del gran número de personas fallecidas por el virus del SARS- COV 2, también estamos hoy ante un panorama de nuevas oportunidades. Datos de Kodak Alaris revelan que tan solo en 2015 el 2 % de las empresas empleaban tecnología basada en la red para la digitalización de documentos, sin duda un porcentaje muy bajo en cuanto a la adopción de estas soluciones, sin embargo, ante el panorama actual donde el trabajo a distancia es una realidad se estima que para el cierre del 2020 tan solo en México la adopción de soluciones de digitalización se haya incrementado en más de un 30% a 40%.

Pero si bien dichas estimaciones son alentadoras en materia de negocio e impulso de la tecnología, la realidad es que hay algo más allá de esto y es lo que conocemos como “Madurez Digital organizacional”, un término que comienza aparecer en escena para referirse a aquellas organizaciones que ha apostado por la incorporación de tecnología en sus procesos diarios y ser más competitivas. De esta manera actualmente las empresas que han avanzado mucho en la digitalización de los flujos de trabajo internos y las interacciones externas se están centrando en los principios de agilidad estratégica que deben integrarse en todos los sistemas

Como podemos ver, nuestra realidad laboral, de salud y tecnológica se ha transformado por completo. Hoy por hoy las circunstancias derivadas del coronavirus nos han llevado a depender cada día más de la tecnología para mantenernos productivos y retener nuestro puesto laboral y la competitividad de las empresas. Hoy esta relación se ha hecho cada vez más tan estrecha en todos los niveles y puestos claves de trabajo, a tal grado que las empresas que durante 2020 apostaron por digitalizar sus procesos han experimentado un incremento de su productividad en 40% y lo cierto es que en este rubro el panorama se ve muy prometedor puesto que de acuerdo con datos de Kodak Alaris destacan que en 2020, 60% de las empresas emplearon la Inteligencia Artificial para impulsar sus ingresos y la industria de la Inteligencia Artificial crecerá al menos $190 billones para el 2025.

La pandemia iniciada a principios del 2020 y que aun extiende sus efectos al 2021 catapultó la adopción de tecnologías en una sociedad que requiere estar más conectados todo el tiempo, pero en un sentido más amplio, actuó como un catalizador que empujó a muchas empresas por el camino de la transformación digital dando como resultado que en nuestros días 2 de 3 internautas se vean involucrados en la Inteligencia Artificial sin saberlo y más del 50% de las empresas comienzan a darse cuenta de la necesidad de volverse digitales para mantenerse vigentes.

Resultado de esta realidad hiperconectada es que usuarios y empresas vivimos dentro de un ecosistema digital en el cual el flujo de información es cada vez más importante, donde la agilización de captura de datos y distribución al interior de una empresa es vital para la operación del negocio. En este sentido es importante destacar que a medida que las organizaciones se enfoquen en reemplazar actividades manuales por automatización de procesos sin duda experimentarán una mejora operativa.

Datos clave sobre los retos que enfrentarán las empresas con el manejo de documentos para 2021.

  1. Trabajar con diversos procesos e interfases de contenidos 39%
  2. Clasificación y enrutamiento manual de documentos 35%
  3. Recibir y procesar documentos de diversos canales y dispositivos 34%
  4. 70% de las organizaciones entienden que la captura inteligente es la llave para la transformación digital.
  5. 72% de las empresas identifica el escaneo de documentos como la parte más importante de su estrategia.
  6. 73% de los empresarios considera la captura inteligente un factor clave para migrar a nuevas tecnologías.

Actualmente es el momento idóneo para que las empresas replanteen sus estrategias de captura y distribución de Información implementando soluciones de digitalización con plena seguridad de que eso los insertará en un mundo competitivo dotándoles a la par de agilidad en sus procesos organizacionales.

La realidad de un mundo post pandémico aceleró por completo la reinvención de la oficina, redefinió el trabajó a distancia y priorizó las tecnologías en las que deben invertir las empresas.

El nuevo escenario en el que vivimos está centrando nuestro enfoque no en el lugar de trabajo como objetivo personal de un ejecutivo, sino que ahora sus capacidades y el manejo de las tecnologías de la que haga uso para ser productivo serán determinantes para su permanencia en una organización, mientras que para las empresas la realidad para ganar contratos y estar vigentes no estará dictada por quien tiene las oficinas más grandes, sino en su capacidad para responder ágilmente a un mundo que hoy converge, se reúne, habla, comparte, colabora, trabaja, vende y compra desde internet.

Related Post