Youtubers e #influencers, entre las profesiones favoritas de los niños mexicanos

219 0

Al igual que surgía de estudios realizados a generaciones anteriores, los niños mexicanos del presente también aspiran mayormente a convertirse en médicos cuando piensan en su futuro laboral, solo que ahora este objetivo profesional convive con otros más llamativos, como el de ser YouTuber/Influencer, según una encuesta realizada por Lingokids, una plataforma digital especializada en el aprendizaje en inglés para niños.

En el relevamiento, realizado entre 600 padres y madres, el puesto de YouTuber/Influencer quedó tercero en el ranking, con 9.8% de respuestas, detrás de la profesión de doctor, que lideró el podio con un 37.3% de las respuestas, seguido por el sueño de ser futbolista, que se llevó un 11% de las contestaciones.

La opción de YouTuber/Influencer relegó a otros sueños, como el de ser profesor, (7.3%), policía (6.6%) y cantante (5.1%), cuando sus padres tuvieron que contestar “¿qué quiere ser tu niño o niña cuando sea grande?” Sin embargo, cuando se les consultó “¿cuál es la profesión que como padre o madre preferirías que eligieran?”, solo 0.17% contestó que desearían que eligieran ser YouTuber/Influencer.

Sin embargo, más de la mitad de los padres también dijeron que avalarían cualquier profesión que sus hijos eligieran siempre y cuando esta sea “la que elijan y los haga felices”.  De la misma manera, casi el 90% de los padres consultados afirmaron que estaban convencidos que sus hijos cumplirían con sus sueños profesionales.

Otros datos relevantes del sondeo señalan que casi el 100% de los padres creen que la educación de los chicos “es importante para su futuro laboral”, mientras que más de la mitad está “absolutamente” de acuerdo en que la tecnología y las apps de aprendizaje “favorecen el desarrollo de una carrera exitosa”. Rhona Dick, directora de Experiencia de Aprendizaje de Lingokids, destaca la importancia de estas herramientas a la hora de “adquirir aprendizajes fundamentales para su futuro, como son el inglés, el STEM o las habilidades socio-emocionales”. Además, “denota la influencia que comienzan a ejercer Internet y las redes desde el inicio de nuestra vida, y los hábitos de consumo de los más pequeños respecto a los contenidos que ven en los dispositivos electrónicos”, añade.

Rhona también considera favorable y más flexible la manera en que los padres abordan las opciones que eligen sus hijos, porque, “más allá de la especificidad de las elecciones de los chicos, se percibe una mayor apertura y la inclusión de otros factores intangibles en el apoyo que dan a sus deseos, donde la felicidad y el bienestar con la que asocian sus elecciones da referencia a el rol que antes jugaban las ideas de salidas laborales seguras y bien remuneradas”.

Related Post